La barra multiuso del Macbook Pro 13,3 pulgadas

Dentro de las especificaciones podemos encontrar un procesador Intel Core i5 de doble núcleo a 2,3 GHz de séptima generación, con un teclado de tacto corto, que da la sensación que fuera casi touch.

222
A horas que Apple de a conocer su nuevo iPhone en Cupertino, revisamos el Macbook Pro de 13,3 pulgadas, que trae grandes novedades.
El Macbook Pro de 13,3 pulgadas con TouchBar es uno de esos equipos que no te olvidas fácilmente. Es que Apple ha venido desarrollando soluciones en sus nuevas líneas de computadores enfocadas a lo mobile y a mantener todo en la nube, dejando de lado los tediosos cables y las miles de conexiones extras que no aportaban mucho en el día a día. De hecho, iCloud juega un papel clave en poder guardar miles de archivos para usarlos en todos tus dispositivos en esta nueva era de la información.
Dentro de las especificaciones podemos encontrar un procesador Intel Core i5 de doble núcleo a 2,3 GHz de séptima generación, lo cual permite que el equipo sea mucho más rápido que versiones anteriores. Es un equipo cómodo de usar, tiene un teclado de tacto corto, que da la sensación que fuera casi touch.  El trackpad Force Touch es un 46% más grande que el modelo anterior y no tiene grandes diferencias en sus funciones de versiones anteriores.
Uno de los grandes cambios de este nuevo integrante de la familia de los pro, es la pantalla, porque cuenta con un 25% más de colores que el espacio de color tradicional (usa un color que utilizan en Hollywood). Y tiene un nuevo brillo, que llega hasta los 500 bits, que lo hace un 67% más brillante que la anterior generación de los MacBooks. En palabras sencillas, las diferencias con los modelos anteriores están a la vista. De hecho hice la prueba con algunos videos en 4k y la diferencia era importante. Así que si buscas una pantalla de calidad, esta es una tremenda alternativa.
El sonido también es clave en este Macbook Pro, porque se nota que Apple ha aprendido bastante de sus experiencias en desarrollos, como los parlantes estéreo del iPad Pro, donde el sonido tiene una potencia impresionante versus la competencia, replicando esto en el nuevo mac. El sonido anda muy bien para un equipo portátil, pensando en el usuario que no le gusta andar con audífonos para escuchar músico o ver videos. En mi caso, a pesar de tener los AirPods, prefiero usar los parlantes del mac para escuchar música.
El Macbook, que trae preinstalado el sistema operativo Mac OS Sierra, tiene una batería que promete 10 horas de autonomía. Yo hice varias pruebas y me duró el tiempo que promete en las especificaciones, eso si, lo fui usando a ratos, pero yo que vengo de MacBooks de generaciones anteriores, me sentí mucho más respaldado en durabilidad con este nuevo equipo. La carga es rápida, y promete hasta 30 días en reposo.
Pero vamos a la gran novedad de este equipo proveniente de Cupertino… La touchbar. Debo reconocer que hace bastante rato que estábamos esperando una función como esta, porque hay algunas cosas que ya venían obligando a Apple a generar cambios en funciones claves de nuestro Mac, entiendiendo que los usuarios de estos dispositivos, son fanáticos de las últimas tecnologías.
Partamos por las multifunciones que nos ofrece la barra virtual en nuestro mac. Si bien los desarrolladores están trabajando en buscarle más ventajas a la TouchBar, hay muchos funciones que vienen a ayudarnos en nuestro uso diario. Por ejemplo, cuando estás escribiendo algo, tienes la opción de tomar atajos con textos predictivos que te van apareciendo en el camino. O los usos que tiene en programas extras como Adobe o dentro del mismo Safari. Las opciones son variadas, y te van ayudando a que la experiencia de usuario sea mucho más cercana y agilizada.
Otro tema a destacar es que les recomiendo que si están usando esta computadora, descarguen la app “Touch Launcher”, que transformará tu barra en un dock con programas que tu decidas. Esta función me gustó harto, porque tienes buenos atajos y talvez ganas más espacio haciendo que desaparezca el dock a ratos en tu pantalla.
¿Y que pasó con la tecla ESC? Tranquilos, viene incorporada dentro de la TouchBar.
Si bien hoy en día podemos usar nuestro Apple Watch para desbloquear automáticamente el Mac (lo cual es una gran función), la otra alternativa es usando nuestro dedo. Se trasladó el Touch ID desde el iPhone y iPad hasta nuestro mac para flexibilizar mucho más la manera de acceder y agudizar la seguridad de nuestros archivos. Esto permite que nuestro dedo sea indispensable, y que ahora es casi imposible que alguien entre sin permiso a nuestros archivos. Incluso en la función notas, vamos a poder guardar contenidos privados protegidos por nuestra huella. Tu dedo ahora funcionará para muchas opciones, incluso para el funcionamiento de Apple Pay, sistema de pago que aún no llega a Chile, pero que pronto debería arribar por este lado del mundo.
Como conclusión, me parece un equipo sólido, con mucho crecimiento en el tiempo. Es un mac que ha mejorado bastante en cuanto a características de pantalla, sonido, estabilidad, rapidez y la touchbar le da un aire nuevo, que a pesar que la pantalla no es touch (que es el sueño de muchos), viene a entregar nuevas formas de uso. Ahora la tarea es seguir encontrando usos a la barra, dejando que los desarrolladores sigan inventando temas y funciones. El teclado también es importante, porque es muy cómodo en tus dedos.
La calidad gráfica igual es muy completa, porque te permite incluso usar juegos de alta calidad sin problemas (no es la especialidad de Apple los gamers). Es un equipo que vale la pena tener y usar tanto en el trabajo, estudio o en las horas de descanso.
*Nicolás Symmes es experto en tecnología y nuevas tendencias. Dedicado al marketing y asesorías comunicacionales, la tecnología es su copiloto.