Te Deum: Candidatos reaccionaron desde su vereda a emplazamiento evangélico

Mientras Piñera y Kast defendieron la libertad de opinión y defensa de la vida que hicieron los fieles evangélicos, Guillier pidió “tino” a la hora de dirigirse a las autoridades de Gobierno.

1267

Luego del incómodo momento que vivió la Presidenta Michelle Bachelet y parte de su gabinete en el servicio de acción de gracias de las iglesias evangélicas, los candidatos presidenciales dieron su opinión respecto de las críticas que emitió el máximo representante de esa fe, Emiliano Soto, quien cuestionó la ley de aborto y el proyecto de matrimonio igualitario.

El ex mandatario y candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, manifestó que “la iglesia evangélica defiende el valor de la vida, la familia y la solidaridad y defiende su pensamiento y su compromiso. Hay otros que piensan distintos y como sociedad debemos aceptar y tolerar”.

A su turno el aspirante independiente a La Moneda, diputado José Antonio Kast, dijo que ocasiones como ésta demandan a los políticos “que no sólo a saludar, sino que también a comprometerse.

“Yo le agradezco a las iglesias evangélicas como levantan temas valóricos, como levantan la voz en defensa del que está por nacer, en señalar que el matrimonio es entre un hombre y una mujer y en proteger temas que hoy quieren manifestar con fuerza”, afirmó, añadiendo que “hay personas que sienten dolor por la presentación de proyectos como los de aborto y matrimonio homosexual. Las manifestaciones que aquí se dieron fueron todas en paz, pero se le dijo a la Presidenta que recapacite”.

“HAY QUE TENER TINO”
Mientras, el abanderado de la Nueva Mayoría salvo la DC, Alejandro Guillier, calificó de “un poco excesivo sobre todo porque son ceremonias por la unidad de la patria, uno no puede imponer a otros sus propias ideas. Uno escucha y por eso viene. El hecho que estemos acá es una manera también de decirles que reconocemos la misma dignidad que todas las otras iglesias y credos, pero tiene que haber un poquito de reciprocidad y respeto por la Presidenta de la República”, afirmó

En palabras del presidenciable, en temas valóricos y de fe es razonable tener posiciones distintas, “acá también se habló de amor, que Cristo está en todos, y creo que hay ahí un punto de partida razonable. Si todos podemos tener posiciones distintas, nadie puede pretender que todos vamos a pensar igual, pero yo creo que hay muchos elementos rescatables de la intervención de los obispos, yo creo que no fueron más de tres o cuatro que generaron el clima un poquitito fuera de lugar”.

Te Deum evangélico: Obispo Soto pide “libertad de conciencia” en temas valóricos