Smishing: La más común de las estafas por celulares

Mediante esta modalidad de fraude los hackers envían mensajes de texto manipulados para que sus víctimas hagan clics sobre enlaces que resultan ser fraudes electrónicos.

817

Los delitos online son una gran amenaza debido a los inescrupulosos que intentan robarnos nuestros datos, claves bancarias o incluso documentos para luego extorsionar como ha sucedido muchas veces.

Aunque en la mayoría de los casos los usuarios suelen pensar que no les sucederá -porque nos creemos capaces de detectarlos- la verdad es que la mayor parte del tiempo los estafadores consiguen completar su cometido con éxito a medida que van “innovando” sus tácticas.

Tal consigna el portal BBC Mundo “Según la Interpol, una de las técnicas de ingeniería social que más usan los hackers para manipular es el smishing (también escrito como SMiSing)” pero ¿De qué trata realmente este tipo de estafa?

Los estafadores ocupan nombres de reconocidas tiendas o marcas como método de “enganche “

El smishing data aproximadamente desde el 2008. En la actualidad, no sólo se realiza a través de SMS, sino también mediante aplicaciones de mensajería, como WhatsApp.

La metodología es sencilla: Envían mensajes que manipulan para que sus víctimas hagan clics sobre enlaces que resultan ser fraudes.

A veces, se trata de una web en la que piden que se rellenen unos formularios, los cuales pueden ser -en muy contadas ocasiones- bastante invasivos y solicitar incluso datos de tu tarjeta de crédito.

En otras ocasiones, comparten un número de teléfono y piden ser contactados por esa vía. Eso hace que la estafa se realice con mayor rapidez.

¿CÓMO DETECTARLOS?

Por lo general, envían una oferta demasiado atractiva. Pueden ser promociones, ofertas o hasta premios. En otros casos, se hacen pasar por tu banco y te piden que actualices tus datos.

ATENTOS A LAS SEÑALES

No confíes en mensajes de entidades bancarias que provengan de números que no conoces. Si el número presenta algún código extraño, un enlace o un mensaje que haga una llamada de urgencia, mantente alerta.

Verifica tu historial de llamadas y si te percatas de números desconocidos, puede ser que hayas recibido un malware que realice llamadas automáticas.

Si tu teléfono falla, puede que esté infectado con un spyware. Las señales a las que debes estar atento incluyen batería que se descarga con rapidez y problemas para enviar mensajes.

Si ves que estás gastando demasiados datos, sospecha. Puede que te estén robando datos sin tu permiso.