Mujeres piden al Papa saldar deuda histórica y que les dé igualdad de condiciones

El movimiento "Católicas por el Derecho a Decidir" pidió al sumo pontífice, entre otras cosas, que le permita a las mujeres "participar, opinar y decidir en igualdad de condiciones" en la Iglesia.

229

El movimiento “Católicas por el Derecho a Decidir” pidió al papa Francisco que salde la deuda histórica y que se les permita a las mujeres “participar, opinar y decidir en igualdad de condiciones” en la Iglesia.

“A las mujeres colombianas, muchas de las cuales son las más pobres entre los pobres, nos urge que su mensaje se materialice en una justicia que sea efectiva, no sólo en la sociedad colombiana, sino también al interior de la Iglesia católica”, reza una misiva difundida por este movimiento en Colombia.

En ese contexto, este movimiento indicó que el Concilio Vaticano II señaló hace más de 50 años que “ha llegado la hora en que la vocación de la mujer se cumple en plenitud, la hora en que la mujer adquiere en la sociedad una influencia, una irradiación, un poder jamás alcanzados hasta ahora”.

“Más de 50 años después de este mensaje a las mujeres de toda condición, celebramos que se haya hablado de nosotras en la Iglesia, pero seguimos esperando que esas conclusiones se hagan realidad”, apuntaron.

Además, pidieron que las mujeres tengan cabida en la Iglesia “con capacidad de participar, opinar y decidir en igualdad de condiciones, con plenos derechos y reconociendo nuestra autonomía moral”.

Las católicas integrantes de ese movimiento le dieron la bienvenida al papa a un país “que lo recibe con la inmensa tarea de construir la paz e implementar el acuerdo firmado entre el Gobierno colombiano y las FARC, y seguir impulsando con esperanza la negociación con el Ejército de Liberación Nacional (ELN)”.

Señalaron que los mensajes que anteceden esta visita “necesitan de un terreno fértil para dar sus frutos” en un país en el que las expresiones del conflicto “sean superadas por una voluntad política” que concrete acciones por la igualdad social, el crecimiento económico respetuoso, la anticorrupción, el consumo responsable, la inclusión y a favor de la diversidad.

En ese sentido, manifestaron que hay para los católicos “un reclamo a la coherencia, un llamado a la superación de la contradicción” y lamentaron que en Colombia, “país que se nombra tan creyente”, las mujeres y sus hijos han sido “las mayores víctimas del conflicto y de las violencias de todo tipo”.

El año pasado 731 mujeres fueron asesinadas y 49.712 sufrieron violencia intrafamiliar”, apuntó la carta, e indicó que, según el Registro Único de Víctimas, 3.780.677 mujeres han sido víctimas del desplazamiento, 47.627 perdieron sus bienes o inmuebles, 77.100 fueron desaparecidas forzosamente” y 458.781 fueron víctimas de feminicidio.

“Estas cifras que estremecen hasta lo más profundo de nuestra humanidad no pueden pasar inadvertidas y claman una revisión y un cambio de todos aquellos mensajes que en la doctrina católica conminan a mantener a la mujer en roles de subordinación o minusvalía”, añadieron.

Asimismo, lamentaron el “exasperante nivel de impunidad de más del 98%” que padece el país.

  • Prince Rupert Portlife

    Muy interesante saber de estas realidades Colombianas. Un -7.