Panorámica del cáncer en Chile

322

*Por Dra. Nelly Alvarado

Según estudios del Ministerio de Salud, Chile ha experimentado un aumento de la morbimortalidad por enfermedades no transmisibles, tanto crónicas como agudas.

Los indicadores de salud del año 2009 muestran que en el país la primera causa de muerte por grandes grupos está constituida por las enfermedades del sistema circulatorio con una tasa observada de 146,7 por 100.000 habitantes, seguida por los tumores malignos, con una tasa observada de 133,7 por 100.000 habitantes.

El conocimiento de los diferentes patrones de morbilidad y mortalidad por estas causas es crucial para permitir la redistribución de los recursos con el fin de aumentar las oportunidades diagnósticas y terapéuticas, favoreciendo la disminución de muertes. Este objetivo fue incorporado por el Ministerio de Salud en la Estrategia Nacional de Salud 2011-2020 para cáncer en general: “Reducción de las tasas de mortalidad por cáncer, reducción del 5% respecto de la tasa de mortalidad proyectada para esta misma causa al 2020.”

El indicador Años de Vida Potenciales Perdidos (AVPP) ilustra sobre la pérdida que sufre la sociedad como consecuencia de la muerte de personas jóvenes o de fallecimientos prematuros. El supuesto en el que se basan los AVPP es que cuando más prematura es la muerte, mayor es la pérdida de vida. Este indicador ha sido ampliamente utilizado para el estudio de las desigualdades en salud y para efectuar comparaciones. El análisis de la distribución de los AVPP en los distintos estratos socioeconómicos y su evolución en el tiempo es muy útil para conocer el impacto de las políticas públicas sobre acceso y protección de grupos vulnerables.

El año 2012 por cada 100.000 hombres de 1 a 80 años de edad, se perdieron aproximadamente 1.528 años de vida por muerte prematura por cánceres. A su vez, por cada 100.000 mujeres entre 1 a 80 años de edad, se perdieron alrededor de 1.410 años de vida por muerte prematura por cánceres, lo cual es muchísimo más que la vida perdida por otras causas como accidentes o enfermedades isquémicas cardíacas, entre otras. Además, la media de edad de fallecimiento fue de 64 años. Los cánceres que más subieron en el período 2007 a 2012 fueron el cáncer de colon y recto y el cáncer hepático. Respecto del cáncer cervicouterino y de cuello uterino, las tres primeras regiones que presentaron mayor porcentaje de AVPP por estas causas respecto del AVPP nacional 2012 fueron la Región Metropolitana, la Región del Bío-Bío y la Región de Coquimbo.

El cáncer sigue siendo una enfermedad grave e impactante que cobra muchas vidas. Se releva por tanto la importancia de trabajar incansablemente en su prevención atacando los factores de riesgo, pesquisándolo precozmente, a través de diversos exámenes y otorgar cada vez más cobertura financiera a las terapias que permiten su curación.

 

*Nelly Alvarado es coordinadora de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Diego Portales.