La domótica se asienta como el futuro de la viviendas

Poder controlar los elementos más esenciales de tu vivienda desde la comodidad de tu teléfono móvil es una tendencia que cada vez se adapta más a la industria de la domótica. ¿Qué es esta tendencia cada vez más creciente? aquí te contamos un poco.

263

¿Qué es la domótica se preguntará? Este término proviene del latín domus añadiéndole al final la palabra “informática” y según consigna la propia Real Academia Española de la Lengua (RAE) es el “conjunto de sistemas que automatizan las diferentes instalaciones de una vivienda“.

El actual y vertiginoso avance de la tecnología en los últimos años -con los smartphones como la estrella absoluta- ha contribuido eficazmente al desarrollo a gran escala de la domótica en aspectos cada vez más cotidianos de nuestra vida.

Actualmente sólo con poseer un teléfono inteligente podemos controlar en el entorno de nuestra vivienda: la música que queremos oír, la programación de nuestro televisor e incluso la temperatura del aire acondicionado, pero ¿Es eso suficiente para resumir la domótica en esta nueva era de conectividad? la respuesta es no.

Una casa “inteligente” permite optimizar las tareas y la comunicación / Foto: Gestall

Poder controlar el nivel de las luces dependiendo del momento del día, elegir la temperatura de nuestro refrigerador o incluso poder monitorear nuestro hogar sin estar en el físicamente puede parecer un lujo inaccesible para muchos, pero cada vez el acceso a la domótica es más universal.

Si bien hay empresas especializadas en la industria que brindan packs de servicios de domótica a costos muy altos, los grandes fabricantes tecnológicos cada vez fabrican más productos infaltables en el hogar que pueden girar en torno a los teléfonos inteligentes, véase: lavadoras, refrigeradores e incluso hornos.

Este concepto de optimizar el funcionamiento de “casas inteligentes” en un principio permitió el control de la calefacción de las viviendas, iluminación, gas o incluso sistemas automáticos de persianas, pero hoy la domótica vive un etapa que la posiciona como el futuro de las viviendas y los fabricantes están conscientes de ello.