Entregan parte médico de exchico reality de Doble Tentación

El modelo de 27 años se hizo conocido como uno de los galanes del reality de citas Doble Tentación que Mega emitió el primer semestre de este año.

2081

El exparticipante de reality Doble Tentación, Ignacio Lastra, se encuentra en riesgo vital luego de resultar con el 80% de su cuerpo quemado, producto de un incendio de su auto tras un accidente de tránsito en Av.Providencia.

Ignacio conducía por Av. Providencia, cerca de la Iglesia de La Divina Providencia e iba acompañado por su polola, Julia Fernández, con quien comenzó su relación en el reality del grupo Bethia.

Según el informe emitido por Ahora Noticias de Mega, Lastra se habría pasado una luz roja, colisionando violentamente con otro vehículo. En el accidente también habría sido involucrado un autobús del Transantiago.

En tanto, la modelo fue internada en el mismo centro asistencial que Ignacio, en la Clínica Indisa.

Según consignó Leonardo Ristori, jefe del servicio de Urgencias de la Clínica Indisa, a Mucho Gusto de Mega  Lastra se encuentra en riesgo vital y permanece “absolutamente sedado”.

Ramón Ignacio tiene quemaduras severas. El 80% de su superficie corporal, incluye inhalatorias. Se va a operar en las próximas horas. Está estable, pero tiene un largo devenir por delante todavía de posibilidades de complicaciones.

 

“La primera parte del tratamiento es el manejo de volumen. Pierde mucho líquido con las quemaduras. Y retirar toda la superficie que esté quemada y que actúe como un tóxico para el organismo. Y, a continuación, lo importante es prevenir las infecciones y poder ir cubriendo la superficie descubierta para darle una cobertura natural que el organismo necesita

Luego agregó “En cuanto al nivel de conciencia, los dos estaban conscientes, pero Ramón Ignacio estaba sedado.

“El compromiso respiratorio es importante, porque se produce un edema pulmonar por la quemadura, entonces el intercambio gaseoso, a través del pulmón, se hace muy difícil y hay que apoyarlo con ventilación mecánica.

“Lo que se hará hora es un aseo quirúrgico, que consiste en retirar la piel quemada, la supeeficie que pueda actuar como un nido para infecciones que intoxica al paciente, porque son proteínas que están desnaturalizadas.

Él tiene quemadura faciales, en las extremidades, en el tronco, en una superficie muy extensa.

No me pidan pronósticos, porque depende de muchos factores, incluida la misma edad del paciente, condiciones previas y, además, hay algunas cosas del devenir de los pacientes que toman parte de la reserva profesional y no quisiéramos adelantar cosas que la familia no esté enterada”