El sobrio homenaje de Guillermo y Harry a su madre Diana

Los hijos de la Diana Spencer rindieron esta jornada un sereno y calmado tributo a su fallecida madre en las afueras del Palacio de Kensington, en medio del vigésimo aniversario del accidente que le costó la vida a la Princesa de Gales.

446

El otoño en Londres, y en Europa en general, los días transcurren a temperaturas medias y equilibradas. El frío no es extremo y el los días calurosos -cuando los hay- no son sofocantes.

La lluvia también es una invitada recurrente en los días otoñales en la capital inglesa y hoy no fue la excepción en un día especial, cuando los príncipes Enrique (conocido mundialmente como Harry) y Guillermo -acompañado de su esposa Kate Middleton- rindieron este miércoles un sobrio homenaje a Diana Spencer, veinte años después de su muerte, al mismo tiempo que se acumulaban ramos de flores ante la residencia londinense de la “princesa de los corazones”.

Mientras los medios del país emitían programas y especiales sobre la todavía muy popular princesa de Gales, sus hijos visitaron bajo la lluvia torrencial el jardín blanco efímero creado en su memoria en el Palacio de Kensington, donde residía Diana.

En el jardín predominan las flores de tonos blancos, con algún toque de color, y fueron especialmente plantadas este año para rendir homenaje a la princesa.

Los príncipes rindiendo tributo a Diana esta jornada / Foto: AFP

Los príncipes observaron después a unos metros del jardín los ramos de flores depositados por la gente, antes de que Enrique colocara el suyo, que le fue entregado por una persona del público.

Delante de las vallas del palacio londinense, ramos, mensajes y fotos comenzaron a acumularse desde el martes, veinte años después del mar de flores depositado en el mismo lugar por millones de personas desconsoladas.

Preocupados por perpetuar el compromiso de su madre y por preservar su legado, ambos príncipes deben también reunirse con representantes de organizaciones caritativas a las que ella apoyaba, lejos del glamour del gigantesco concierto que habían preparado en Londres por el décimo aniversario de su desaparición.

Según el Palacio de Kensington, preguntado por la agencia AFP, no hay previsto ningún acto oficial para el jueves 31 de agosto, día en el que Diana perdió la vida a los 36 años en un accidente de coche en París, en 1997, junto a su entonces nueva pareja, el productor de cine egipcio Dodi Al Fayed.