Game of Thrones: Las interrogantes que dejó el penúltimo capítulo

Tras la dura batalla detrás del muro, uno de los dragones de Daenerys se convierte en el nuevo integrante del Ejército de la Noche.

944

El penúltimo capítulo de Game of Thrones dejó varias interrogantes para el último episodio y que seguramente se resolverán en gran parte durante la octava y última temporada.

La dura batalla entre Jon Snow al otro lado del muro y el rescate de Daenerys con sus dragones, tuvo un inesperado y triste desenlace, luego de que uno de los Caminantes Blancos matara a Viserion, el más dócil de los hijos de la “Rompedora de Cadenas”, arrojándole una lanza de hielo que lo hirió fatalmente y que lo hizo caer en una laguna congelada.

Después de su muerte y de que todos lograran huir del lugar, el Rey de la Noche saca a Viserion del agua y lo convierte en un espectro: el más grande y poderoso de su ejército. Con esto se confirman diversas teorías que hablaban de un Dragón de Hielo, pero nunca se creyó que sería uno de los mismos hijos de Daenerys quién se pondría en su contra.

Con este giro queda esperar cómo utilizará el Ejército de la Noche al dragón, cuál será su forma de ataque y si sería posible que destruyera el muro.

Después de la batalla y del duro golpe a Daenerys, Jon Snow le pide perdón por generar la muerte de uno de sus dragones al decidir cruzar el muro y luego pedirle ayuda, pero ella le responde en una emotiva escena que no está arrepentida, ya que “se necesita ver para creer”. Y en un giro de lo que había pasado en los capítulos anteriores, el supuesto hijo bastardo de Ned Stark decide jurarle lealtad a Daenerys.

Tras esa decisión, quedará ver cómo se tomarán en Invernalia el juramento de Jon, especialmente Sansa y Arya, quienes se han visto enfrentadas en el reciente capítulo gracias a una antigua carta que la más pequeña de los Stark encontró en la habitación de su hermana mayor.

En ella Sansa pedía a su hermano Robb que jurara lealtad al Rey Joffrey para prevenir una lucha entre las casas Lannister y Stark luego de que su padre fuera acusado de traición. La carta fue puesta en la habitación de Sansa por Meñique, sabiendo que Arya lo observaba.

Aún no está clara la intención de Meñique al enfrentar a las hermanas Stark, pero por el momento está logrando su objetivo ya que se vio a ambas hermanas discutiendo por el mensaje enviado por la pelirroja cuando aún se encontraba emparejada con Joffrey Baratheon. Habrá que esperar al último capítulo para ver si Arya y Sansa lograrán darse cuenta de la estrategia de Petyr Baelish o si el conflicto entre ambas seguirá escalando.