Sector lechero debatió sobre importancia del riego para afrontar el cambio climático

En el seminario organizado por Consorcio Lechero y la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), realizado en Osorno, estuvo presente el ministro de Agricultura, Carlos Furche.

249

El impacto del cambio climático ya se está haciendo sentir con fuerza en el sector lechero, el que se deberá adaptar con rapidez para aumentar su competitividad, rentabilidad y producción, mediante la masificación de sistemas de riego tecnificado e incorporando nuevos pastos en las praderas con el propósito de disponer de forraje aún en períodos extremos de sequía.

Esa fue una de las principales conclusiones del seminario “Riego: una tecnología clave del sistema lechero”, organizado por el Consorcio Lechero y apoyado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

El evento, realizado en Osorno y al que asistieron más de 200 personas, contó con la participación del ministro de Agricultura, Carlos Furche, así como destacados expertos nacionales e internacionales, seremis de tres regiones, y representantes de la Comisión Nacional de Riego quienes dieron a conocer los beneficios de masificar el riego tecnificado como una herramienta para aumentar la competitividad del sector lechero, particularmente en sur del país, donde gran parte de la producción se realiza en praderas.

Robert Cussen, presidente de Consorcio Lechero, invitó a todos los actores del sector a trabajar en una agenda concreta para fomentar la rentabilidad y producción lechera mediante el uso de sistemas tecnificados de riego ya que todos los análisis evidencian su alto impacto y beneficio en el sistema productivo. “Como Consorcio Lechero, estamos llamados a articular este trabajo con todos los actores del sector y por eso resulta muy relevante que a este seminario hayan acudido el ministro de Agricultura, los seremis de las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, la Comisión Nacional de Riego y los productores lecheros entre otros”, resaltó Cussen.

El ministro Furche, a su vez, resaltó que el sector se ha ido recuperando de un proceso difícil producto de la sequía de los últimos tres años. “Lo del 2015, la peor sequía en 50 años en la zona sur, es una expresión del cambio climático. Tenemos en todo Chile una mayor incertidumbre en torno a la disponibilidad de recursos hídricos. Hasta ahora tenemos un año normal en cuanto a lluvias, pero no tenemos garantía de que no se repita en el fututo un fenómeno de estrés hídrico y hay que estar preparados. Los números presentados por los propios productores son elocuentes en torno a los beneficios de la inversión en sistemas de regadíos que permitan reforzar la producción de pastos, que es la base para la producción lechera”, enfatizó la autoridad.

La directora ejecutiva de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), María José Etchegaray, explicó que el apoyo de FIA hacia el riego está centrado en líneas como el desarrollo de contenidos como también mesas de trabajo, para orientar hacia la sustentabilidad del sector en un contexto de cambio climático.

FIA se ha articulado con actores como Consorcio Lechero para generar actividades que creen espacios de información con el productor e identificar espacios para avanzar. Igualmente, han apoyado con giras tecnológicas, para mostrar lo que está ocurriendo en otros países. “La invitación al productor lechero es a formar parte de esto, a buscar información, a generar redes, a no quedar solos. La innovación no surge desde ahí. Es desde la red, la colaboración y conversar. Lo segundo es que las redes sean espacios de concreción de estas iniciativas”, sostuvo.

A su vez, Loreto Mery, secretaria ejecutiva de Comisión Nacional de Riego, planteó que “el cambio climático llegó para quedarse. Tendremos que acostumbrarnos a períodos de poca lluvia y a menos nieve en la cordillera”. Durante su presentación anunció que en 2017 se realizará la mayor inversión en riego en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, superando los $1.300 millones.

Luis Gurovich, vicepresidente del directorio de la Asociación Gremial de Riego y Drenaje, añadió que por efecto del cambio climático “la falta de agua se agudizará en el futuro. Los empresarios deben invertir y destinar zonas de sus predios al pasto regado, de lo contrario no hay forma de resistir”. Del mismo modo, agregó, hay que considerar y estudiar la introducción de nuevas especies de pasto, que sean más rentables, que se adapten al clima del sur y a los nuevos fenómenos del clima.

“El riego es una tecnología que tiene un espacio relevante en la producción lechera chilena. Es fundamental incluirlo como una herramienta clave dentro del esquema de producción en forma permanente y no sólo como un seguro frente a las sequías. Es importante buscar las maneras de darle un uso estratégico, para crear procesos más eficientes de riego y ser más competitivos en la producción local de leche”, explicó el gerente general de Consorcio Lechero, Sebastián Ganderats.