Onemi hace balance por lluvia en Biobío: 9 albergados y 32 mil clientes sin luz

La región mantiene Alerta Amarilla por evento meteorológico; Alerta Roja para la comuna de Curanilahue y Alerta Amarilla para la comuna de Cañete por crecida de ríos.

341

La Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) entregó un balance del sistema frontal que afecta a la Región del Biobío. Según el organismo, existen 9 personas albergadas y cerca de 33 mil clientes sin energía eléctrica. 

A nivel regional se informó de 32.292 clientes sin servicio de suministro eléctrico, concentrándose principalmente en las comunas de Tomé (4.309 clientes), Quirihue (4.525 clientes), Concepción (3.635 clientes), Coelemu (3.001 clientes), Cañete (2.562 clientes), Cobquecura (2.540 clientes) y Contulmo (1.889 clientes).

En comuna de Lota se registró una vivienda destruida y 9 personas albergadas, como resultado de un deslizamiento de suelo, en sector Roble Alto. Los albergados se mantienen en iglesia del sector. 

Asimismo, en la comuna de Tomé se registró un deslizamiento de suelo en sector Cerro Alegre, afectando a una vivienda. Personal municipal evalúa el nivel de daños de la vivienda y afectación a viviendas del sector.

En la comuna de Santa Juana se registraron viviendas con anegadas en Villa San Felipe.
En tanto, en las comunas de Concepción, Hualpén y San Pedro de La Paz se registraron anegamientos en diversos sectores afectando principalmente vialidad.
Trabajan en el lugar camiones aljibe, maquinaria y personal municipal.

En la comuna de Lebu, se registró un deslizamiento de suelo en sector Agua Mucre, el cual no presentó afectación a viviendas. Trabaja en el lugar personal municipal.

En las comunas de Laja y San Rosendo se registraron deslizamientos de suelo, los que no afectaron a viviendas. 

En las comunas de Quirihue, San Ignacio, San Nicolás y Yungay se reportan diversas caídas de árboles en rutas.

La región mantiene Alerta Amarilla por evento meteorológico; Alerta Roja para la comuna de Curanilahue y Alerta Amarilla para la comuna de Cañete por crecida de ríos.