Descubre: ¿Por qué “sacamos la vuelta” los chilenos?

Diversas razones llevan hoy en día a perder tiempo en el trabajo. Salir a fumar, quedarse conversando después del almuerzo, desmotivación y simple mediocridad llevan a bajar la productividad y a no enfocarse en lo que deben hacer en la oficina: trabajar. Por tales motivos, expertos recomiendan buscar el trabajo idóneo para uno y que permita sentirse a gusto, motivado y proyectarse a futuro.

684

Siempre se dice que los chilenos somos campeones del mundo en sacar la vuelta en el trabajo o que somos los menos productivos en relación a las horas que trabajamos a la semana.

Lo anterior es una realidad, pero se debe principalmente a que desarrollamos labores no que nos complacen por completo o que no permiten que nos proyectemos laboralmente, lo que nos termina desmotivando y conduciéndonos a la mediocridad. Por tales motivos, y para revertir esta situación, expertos en recursos humanos recomiendan buscar el trabajo idóneo para uno que permita realizarnos y proyectarnos a futuro.

Para Horacio Llovet, CEO de Tu Primera Pega.cl, “uno de los principales factores que nos llevan a sacar la vuelta tiene que ver con si la persona está contenta o no realizando la tarea o la función por la que está contratada. Hoy el 56% de los jóvenes chilenos trabajan en lugares que no les gustan, trabajan simplemente por el hecho de que necesitan pega y necesitan las lucas para vivir, así transitan años y años en lugares donde no se sienten a gusto”.

En el mismo sentido, el especialista agregó que “eso tiene que ver con que la gente trabaja por la plata, por lo cual llega un momento que después se empiezan a aburrir y se quedan tomando un café con el compañero en la cocina o se va a fumar un cigarro y se queda media hora hablando, tardar más tiempo en el almuerzo, empiezan a encontrar tiempo ocioso porque trabajan en algo que no les gusta y que no disfrutan, y por lo cual ahí es donde se pierde la productividad”.

Para tener una mayor productividad y un mejor desempeño en el trabajo, el experto agregó que “aumentar la productividad tiene mucho que ver con cómo hacemos que las personas hagan de manera más efectiva una misma tarea y que día a día la puedan hacer en un mejor tiempo, todo esto también mejorando los indicadores económicos que conlleve la realización de ese producto o servicio.

Y en ese sentido, la productividad radica en que las personas tienen que estar haciendo tareas en las que se sientan productivas, contentas, que les guste trabajar y hacerlas”.

Algunas recomendaciones que entrega Llovet para no terminar “sacando la vuelta” durante el trabajo “tienen que ver con no caer en la mediocridad de simplemente trabajar por la plata, sino que trabajar por lo que te gusta y por lo que te motive, y si no te gusta no hay que ser mediocre, debe renunciar, y buscar otro trabajo.

Si no se queda en la posición cómoda, se quejan, y no hacen ningún bien a la organización, ni a la sociedad, ni a uno mismo. Si hoy el 56% de los jóvenes trabaja en lugares que no le gustan, se está hablando de que más de la mitad de las personas trabajan por trabajar, y no por trabajar en cosas que le gusten, no es fácil encontrar un lugar donde te pueda gustar y ganar dinero, pero si uno no construye ese camino, y no trabaja para formar y encontrar eso, difícilmente lo logre.

La recomendación a los jóvenes es que busquen un trabajo que los motive para construir una buena pega y un mundo mejor”.

En cuanto a las compañías, “deben dejar de hablar tanto de las nuevas generaciones, porque pocos lo entienden y lo implementan. Hoy se habla del salario emocional, y esto tiene que ver con cómo darle beneficios a los empleados que vaya más allá de lo económico, sino en cosas que puedan lograr y que inspiren a la persona para poder lograr cumplir una vocación, aquellas cosas que puedan ayudar a la familia.

Las organizaciones tienen que enfocarse en poder mejorar la productividad en sus organizaciones, tienen que empezar primero a adaptar si la tarea coincide con la persona y cada día empezar a elegir más personas que coincidan. Las personas contentas, en lugares contentos, hace que sea mucho más productivo”, finalizó Horacio Llovet