Donald Trump no descarta una “opción militar” en Venezuela

El mandatario estadounidense declaró que "una opción militar es algo que, ciertamente, podemos perseguir" declaró Trump, quien se encuentra de vacaciones en su campo de golf.

251

El presidente de EEUU, Donald Trump, afirmó hoy que no descarta una “opción militar” en relación con la crisis que atraviesa Venezuela, país que, en su opinión, se encuentra sumido en un “lío muy peligroso”.

“Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluida una posible opción militar si es necesario”, dijo Trump en su club de golf de Bedminster (Nueva Jersey), donde pasa sus vacaciones, tras reunirse con el secretario de Estado, Rex Tillerson; su asesor de seguridad nacional, H. R. McMaster; y su embajadora ante la ONU, Nikki Haley.

“No voy a descartar una opción militar (…). Una opción militar es algo que, ciertamente, podemos perseguir”, subrayó el presidente estadounidense ante los periodistas.

“Tenemos tropas en todo el mundo, en lugares que están muy lejos. Venezuela no está muy lejos. Y la gente está sufriendo y están muriendo”, agregó el mandatario.

Preguntado por si sería una operación liderada por EEUU y si su Gobierno busca un cambio de régimen en Venezuela, Trump respondió: “No vamos a comentar sobre eso”.

Postal de Trump junto a sus colaboradores en Nueva Jersey / Foto: AFP

Las declaraciones de Trump tienen lugar dos días después de que el Departamento del Tesoro estadounidense impusiera sanciones contra Adán Chávez, hermano del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), y otros siete funcionarios venezolanos por impulsar la Constituyente.

Tildándolo de “dictador” el gobierno de Trump ya había sancionado a Maduro un día después de la elección de esa Asamblea, y antes a 13 funcionarios y excolaboradores del mandatario venezolano, acusados de quebrar la democracia, incurrir en corrupción o violar los derechos humanos.

La Constituyente instalada el pasado fin de semana regirá al país con poderes absolutos al menos por dos años, más allá del fin del mandato de Maduro en enero de 2019.