Malos resultados en copas internacionales: Los motivos según exfutbolistas

Los equipos chilenos suman cinco años consecutivos de malos rendimientos en Copa Libertadores y Copa Sudamericana. Triunfo entrevistó a cuatro referentes de nuestro fútbol, quienes expusieron sus puntos de vista sobre el tema.

231

La goleada y posterior eliminación de Palestino, el último equipo chileno que seguía vivo en Copa Sudamericana, fue decidora. Los árabes fueron avasallados tanto en el duelo de ida (2-5 como local), como en el de vuelta (5-0 de visita) por Flamengo de Brasil, y se despidieron en la segunda fase del certamen sin pena ni gloria.

Una realidad en el fútbol nacional que, lamentablemente, se ha repetido en forma significativa en sus participaciones continentales de los últimos cinco años, donde el antecedente exitoso más cercano fue el de 2012.

Por entonces, Universidad de Chile (que venía de ser campeona de Copa Sudamericana) llegó hasta las semifinales de la Copa Libertadores, venciendo en fase de grupos a Atlético Nacional, Peñarol y Godoy Cruz; en octavos a Deportivo Quito de Ecuador; Libertad de Paraguay en cuartos de final, y cayendo en la ronda de los cuatro mejores ante Boca Juniors. Meses después, Católica llegaría a la misma instancia, pero en Copa Sudamericana, cediendo ante Sao Paulo.

A partir de ahí las cifras son alarmantes. En Copa Libertadores desde 2013 hasta 2017 ha habido 16 participaciones de clubes nacionales, y sólo en una ocasión se pasó la fase de grupos. Ocurrió en marzo de 2014, en que Unión Española llegó a octavos de final. Los hispanos habían clasificado al certamen tras ser campeones del Torneo de Transición 2013, y lograron instalarse como líderes del grupo 2, cayendo en la fase siguiente ante Arsenal de Sarandí (dirigido entonces por Martín Palermo).

En tanto, en Copa Sudamericana los números no mejoran, registrando tres presencias en octavos de final y una en cuartos (Palestino en la edición de 2016), pero de un total mucho mayor: 21 participaciones chilenas.

Con esto, cabe preguntarse: ¿Cuál es el motivo que explica los fracasos de los clubes chilenos a nivel internacional de los últimos años? 

Triunfo conversó con cuatro destacados exfutbolistas, quienes argumentan las distintas razones que han llevado a que últimamente Chile no pueda estar consolidado en el trabajo de sus equipos.

Leonel Herrera: Exjugador campeón de la Copa Libertadores 1991 con Colo Colo 

“Creo que esto parte en que los clubes tienen que traer jugadores que efectivamente sean refuerzos, y no que vengan sólo a rellenar. Muchas veces se trae futbolistas, sobre todo extranjeros, que terminan siendo banca y no son ningún aporte para lo que realmente pretende un plantel que va a jugar competencias internacionales.

También, en lo netamente futbolístico, hace falta jerarquía. Hay una deficiencia en cuanto a no saber manejar los partidos, los tiempos. Y para eso también tiene que haber jugadores que estén a la altura de lo que se requiere. Es muy distinto disputar un torneo local, a uno internacional con equipos de alto calibre.

En el caso de Colo Colo, hace mucho tiempo que no pasa a octavos de final de una Copa Libertadores o Sudamericana, más de diez años, y eso llama la atención. Ahora bien, ya pensando en lo que se pueda hacer el próximo año, actualmente el equipo tiene muy buenos jugadores, pero un plantel muy corto. Creo que le hace mucha falta tener recambio, en el caso de que dos o tres jugadores no puedan estar por diversas circunstancias, ya que en todos los campeonatos aparecen las suspensiones y las lesiones”.

Francisco Arrué: Exjugador con pasos por Colo Colo, U. de Chile y U. Católica

“No siento que pase por un tema de funcionamiento. Yo creo que en las llaves cuando son de eliminación (en partidos de ida y vuelta), los equipos chilenos se ven perjudicados, porque los campeonatos están recién empezando. Hay mucho tiempo de para, y los clubes no están con el mejor ritmo de trabajo. Y eso pasa en la Libertadores y la Sudamericana, que empieza una en enero y la otra (hasta el año pasado) en agosto.

También creo que ha afectado el hecho de que el nivel de los refuerzos ha bajado considerablemente en relación a otros años. Los nombres ya no son de primera línea.

Ahora en mi caso particular, fui parte del Huachipato que llegó a octavos de final de la Sudamericana 2014. Perdimos 1-0 en Brasil ante Sao Paulo, y en la vuelta nos ganaron 3-2 en Talcahuano. Nos vencieron de forma muy complicada en la ida, nosotros teniendo muchas ocasiones de gol, y en el partido de acá se dio la misma tónica, donde llegaban poco pero teniendo una efectividad muy grande. Ahí la diferencia radicó en la jerarquía que tenían los jugadores de Sao Paulo en relación a nosotros”.

Mariano Puyol: Exfutbolista, director técnico, y actual comentarista deportivo

“Creo que una cosa que ha sido clave es no adoptar el sistema de campeonato largo. Hay que recordar que las mejores actuaciones de los equipos chilenos en torneos internacionales han sido en campeonatos largos, sobre todo en lo que se refiere a la Copa Libertadores, llegando Unión Española, Católica y Cobreloa a la final y Colo Colo ganándola.

Creo que ese es el factor más importante, porque los torneos cortos permiten que los planteles sean más inestables y se terminen desarmando cada seis meses. Se hace difícil trabajar así, porque tanto los clubes grandes como el resto terminan enfrentándose a equipos que son más estables, con un funcionamiento y jugadores que se conocen. A ello se suma que muy pocas veces se mantiene a los entrenadores en el cargo, no duran mucho, no pasan de un año o un año y medio”.

Para poder ir pasando fases, tienen que saber jugar los torneos, manejar los tiempos del partido, pero para eso es necesario que exista estabilidad. Debe existir un trabajo por un largo período con un mismo plantel y cuerpo técnico. Por eso creo que el tema del juego en sí es secundario, y que es fundamental que los equipos logren potenciarse y ser estables en el tiempo”.

Waldemar Méndez: Exfutbolista y actual comentarista deportivo

“Mi análisis es que han salido a competir equipos que no siempre lo hacían, producto de esta manera diferente de clasificar, en la que en un principio los que iban a una copa no podían ir a la otra. Y estos equipos han representado a Chile en la medida de sus posibilidades.

Siempre se mide la representatividad de la liga en relación a los tres equipos grandes, la U, Colo Colo y Católica, y en eso es donde Chile en general ha fallado. Estos tres no han destacado y han sobresalido actuaciones de otros, como el Palestino de Nicolás Córdova que pudo llegar a cuartos de final de Copa Sudamericana. Creo que también Deportes Iquique, a pesar de que la semana pasada no pudo pasar de fase, no ha hecho malas participaciones en las competencias internacionales y ha estado muy acorde a lo que es su billetera.

Ahora bien, analizando lo estrictamente relacionado al juego, el hecho de que a varios equipos chilenos los eliminen a última hora, como Colo Colo y Católica en la Libertadores, tiene que ver con esta manera de jugar que se ha incluido en nuestro fútbol, donde se ha privilegiado el “ganar, golear y gustar” por sobre todo, intentando emular lo que hace la Selección.

Y eso está mal, porque no siempre se tienen los jugadores idóneos para ello. Ese pensamiento hace que en el plano local se realice un fútbol un poco inocente en relación a las marcas y la forma de juego. Y eso se termina pagando muy caro en lo internacional”.