Operación Colombo: condenan a exagentes de la DINA por desaparición de estudiante

El fallo tiene que ver con el caso de Luis Eduardo Durán Rivas, de 29 años, quien cursaba cuarto año de Periodismo de la Universidad de Chile y fue detenido el 14 de septiembre de 1974.

772

La Corte de Apelaciones de Santiago condenó a penas de prisión a ocho antiguos agentes de la DINA por el secuestro calificado de un estudiante de Periodismo de la Universidad de Chile, que figura entre las víctimas de la Operación Colombo.

Según informaron este viernes fuentes judiciales, Luis Eduardo Durán Rivas, de 29 años, cursaba cuarto año de Periodismo cuando fue detenido por agentes de la dictadura de Augusto Pinochet el 14 de septiembre de 1974.

El joven militaba en el Movimiento de Acción Popular Unitaria (Mapu), uno de los partidos integrantes de la Unidad Popular, y anteriormente había estudiado Medicina en la Universidad de Concepción.

En un fallo unánime, la VI Sala del tribunal de alzada condenó a 13 años de prisión, como autores del delito, a los brigadieres Miguel Krassnoff Martchenko y Pedro Espinoza Bravo y al coronel de Gendarmería Orlando Manzo Durán, todos ellos sentenciados a cientos de años de prisión tras ser condenados en numerosos juicios por violaciones a los derechos humanos.

A diez años de prisión, también como autores, fueron condenados los agentes Basclay Zapata Reyes, Ciro Torré Sáez, Francisco Ferrer Lima y César Manríquez Bravo, este último un general retirado, mientras Nelson Paz Bustamante cumplirá cuatro años de presidio, en calidad de cómplice.

Otros 22 antiguos agentes que estaban también procesados en el caso, que en primera instancia fue investigado por el juez especial Hernán Crisosto, fueron absueltos al no lograr el tribunal una convicción plena de su participación.

Luis Durán Rivas fue detenido cerca de su domicilio, en el centro de Santiago y llevado a los centros de tortura y exterminio de la DINA conocidos como José Domingo Cañas, Cuatro Álamos y Villa Grimaldi, donde fue visto con vida por última vez, según testimonios de prisioneros supervivientes.

En 1975, su nombre apareció en la lista de víctimas de la Operación Colombo, que fue un montaje de la DINA para encubrir la desaparición de 119 prisioneros políticos, en el que participaron además las dictaduras militares de Argentina y Brasil.

En Buenos Aires se publicó por única vez la revista “Lea” y en Brasil el periódico “O Dia”, en los que aparecían los nombres de los 119 con la versión de que se trataba de caídos en purgas internas del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria).

La prensa chilena, controlada entonces por la dictadura, se hizo eco de las publicaciones bajo titulares como “Exterminados como ratones”.