Lanzan innovador programa medioambiental en Fundación Protectora de la Infancia

El programa busca que los alumnos desarrollen actitudes que los lleven a valorar el medioambiente, además de promover la importancia del reciclaje para el cuidado de nuestro planeta

473

En el Colegio Miguel Cruchaga Tocornal de Puente Alto, Kyklos lanzó su novedoso programa de educación medioambiental que impactará a más de 4000 alumnos de cuatro colegios, dos jardines y dos residencias de la Fundación Protectora de la Infancia.

Este innovador programa incluye en las asignaturas de la malla curricular, temáticas medioambientales y sustentables. Esto con el objetivo, de que los alumnos desarrollen actitudes que los lleven a valorar el medioambiente, además de promover la importancia del reciclaje para el cuidado de nuestro planeta.

Hace cinco años, en Kyklos decidieron hacerse cargo de esta realidad y a trabajar estas temáticas de la mano de colegios y municipalidades. Actualmente, su programa se implementa en 65 colegios en Puerto Varas, Valparaíso, Región Metropolitana y Rancagua.

Kyklos y La Protectora.

“Este es un nuevo y gran desafío para nosotros. La Protectora es una de las instituciones de la comuna de Puente Alto qué más residuo produce, por lo que es fundamental trabajar y generar conciencia para producir un cambio real”, comenta Sebastián Herceg.

La Protectora, es una fundación católica que lleva 123 años apoyando a familias, educando y acogiendo a más de 4000 niños en condiciones de desamparo. Su Presidenta, Sra. Alicia Amunátegui de Ross, se mostró emocionada y muy comprometida con la causa. “Reciclar es un acto de humanidad por lo que estamos felices de promover iniciativas como estas y generar conciencia”, sentenció.

Durante el lanzamiento, alumnos, docentes, auxiliares y la comunidad en general se mostraron muy comprometidos y realizaron actos artísticos para darle la bienvenida al Punto Limpio dentro de los establecimientos.

Este programa que comenzó a implementarse en La Protectora, cofinanciado por Andina, pone a los niños en el centro de cambio, “confiamos en que los niños son potentes agentes de cambio por lo que hay que trabajar con ellos para el día de mañana vivir en una sociedad amigable con el medioambiente”, finalizó Herceg.