Falleció el escritor Poli Délano a los 81 años

Entre sus obras destacan “Cambio de máscara”, “El amor es un crimen” y “Dos lagartos en una botella”. Fue, además, presidente de la Sociedad de Escritores de Chile y fue profesor en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile.

459

El escritor nacionalizado chileno y nacido en España, Poli Délano, falleció la mañana del pasado jueves en el Hospital del Tórax a la edad de 81 años a causa de problemas generados por una artrosis avanzada. 

Reconocido en el mundo de las letras y la literatura por obras como “Cambio de máscara”, “El amor es un crimen” y “Dos lagartos en una botella”, Délano nació en Madrid y aparte de escritor, se desempeñó como presidente de la Sociedad de Escritores de Chile y fue profesor en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile hasta el año 1973, cuando debió dejar su cargo para salir obligado del país tras el Golpe Militar y asentarse en México. 

Fue en el país azteca donde desarrolló gran parte de su carrera literaria y recién en 1984 logró retornar a Chile.

Casado con la chilena María Luisa Azócar, Poli Délano tuvo dos hijas: Bárbara y Viviana. Falleciendo la primera a causa en el accidente aéreo del vuelo 603 de Aeroperú, en 1996. 

Varias de las novelas de Délano, como también sus cuentos, fueron traducidas al francés, inglés, ruso y otros idiomas. Y entre de sus logros, destacan el Premio Casa de las Américas (1973) y el Premio Nacional de Cuento (México, 1975). 

Durante este viernes, varios escritores nacionales han presentado públicamente su pésame, sobre todo a través de redes sociales. Es el caso de Marcelo Simonetti y Pía Barros, quien escribió en su cuenta de Twitter que “la literatura chilena está de luto y nuestros corazones también”.

  • Hugo Beal

    Insignificante figurón y muy propio del país en que se ganó los porotor burros con riendas…

  • juan fuentes

    Hugo Beal seguro eres un UDIondo R.Nacuajo quizás con
    ínfulas de escritor pero el hombre al que tan despectivamente te refieres era
    es y será recordado más que como escritor quien lo fue y de los mejores como un
    hombre de fuertes convicciones y que jamás se dejó tentar como muchos que en un
    momento fueron seres humanos con sentimientos por sí mismo y por el prójimo y
    no como un Vargas Llosa que se vendió por unos dólares más a su familia mis
    respetos y condolecías por la pérdida de un ser humano muy especial.