U. de Chile se manifiesta contra tres puntos esenciales del proyecto sobre ues estatales

En un acto en la Casa Central de la Universidad, académicos, funcionarios y estudiantes manifestaron su malestar con el actual proyecto. Posteriormente se dirigieron a La Moneda para entregar a la Presidenta Michelle Bachelet sus propuestas para mejorar la ley.

410

Funcionarios, académicos, estudiantes y autoridades de la Universidad de Chile se reunieron en una masiva convocatoria en la Casa Central del establecimiento, para mostrar su rechazo transversal a tres puntos clave del proyecto de ley de universidades del Estado. Esto para posteriormente dirigirse a La Moneda para presentarle a la Presidenta Michelle Bachelet sus propuestas para mejorar el actual proyecto de ley que fue enviado en junio al Congreso.

Durante la reunión en el Salón de Honor, el Rector de la Universidad Ennio Vivaldi, junto a destacados académicos como María Olivia Monckeberg y Patricio Aceituno, el Presidente de la Federación de Estudiantes de la U. de Chile (FECH), Daniel Andrade, entre otros expositores, mostraron su total rechazo al proyecto actual y pidieron modificaciones estructurales para su aprobación.

En la instancia, Vivaldi destacó que “hemos valorado siempre el discurso que hay en términos de recuperar para Chile la educación pública”. Sin embargo, agregó que “también es verdad que nos cuesta entender, porque entre esa propuesta tan auspiciosa de que queremos volver a tener educación pública y queremos volver a tener universidades estatales de las cuales el estado efectivamente se responsabiliza, cuando llegan articulados al parlamento hay tanto cambio, desorientación y desnaturalización”.

Por su parte, el abogado Fernando Atria, explicó a La Nación que el rechazo al actual proyecto “fluye del hecho de que el proyecto de universidades estatales no cumple las funciones que se esperaba que cumpliera, que era el fortalecimiento de las universidades estatales y la idea de universidad estatal”.

“Lo importante es que se apruebe una ley de universidades estatales que realmente trate a las universidades estatales como si fueran públicas. Es urgente hacerlo porque Chile necesita un sistema de universidades estatales que sea fuerte y serio, y que tenga un régimen adecuado para que puedan florecer y no marchitarse como han estado haciéndolo durante los últimos 30 años”.

TRES PUNTOS EN CONFLICTO

Según explicó Atria, los tres puntos críticos tienen que ver con el gobierno de las universidades estatales, el régimen de los funcionarios de ese tipo de establecimientos, y el financiamiento.

La idea de que el gobierno de las universidades estatales tiene que garantizar la autonomía de esas universidades, es lo que el proyecto no hace. El proyecto pretende intervenirlas”, explica.

El punto de la autonomía ha generado conflicto, porque según explicó el Senado de la universidad a través de un video, “las universidades pasan a ser empresas dominadas por el gobierno de turno, perdiendo su característica esencial: ser de todos y no tener dueño”.

El segundo punto sería el financiamiento, que según el abogado constitucionalista “debe dar cuenta de la necesidad de que las universidades estatales sean fuertes e importantes y no universidades que hoy tienen que financiarse como cualquier otra universidad privada, vendiendo servicios al mercado, que es el modo en que se han financiado en los últimos 30 años”.

En ese sentido, el rector Vivaldi resaltó la importancia de que las universidades del Estado reciban fondos basales y no según la cantidad de matrículas que reciben.

Finalmente, el punto de las condiciones laborales de los funcionarios es lo que genera conflicto porque según Atria, “las universidades estatales tienen que dar cuenta del hecho de que son funcionarios que pertenecen a organizaciones del Estado”, mientras que en el proyecto se establece que se rigen como cualquier otro trabajador.

RECHAZO TRANSVERSAL A LOS TRES PUNTOS

En entrevista con La Nación, el rector de la Universidad de Chile expresó la importancia de mejorar en los tres puntos, pero de no rechazar el proyecto. “Hay que hacer cambios sustantivos pero no rechazarlo. En lo que más hemos insistido es en que no podemos perder esto. Rechazar el proyecto significa que nos quedamos sin nada“. Al mismo tiempo señaló que si se resuelven los tres puntos “estamos listos”.

Respecto de las acciones que seguirán en caso de que no se tomen en cuenta las propuestas que presentaron, Vivaldi señaló que “sería muy difícil desoír una cosa como esta, porque es impresionante. Cuántas veces habías visto dos mil personas marchando ordenadamente en un movimiento así. Es una señal muy potente que se está dando acá”.

En ese diagnóstico coincidió también el actual Presidente de la FECH, Daniel Andrade: “Si estos tres puntos no son cambiados por el Mineduc, si no son transformados, vamos a ir por el rechazo de este proyecto, porque creemos que es un atentado directo a la universidad pública”.

Además, Andrade señaló que en caso de que no se “de vuelta” el proyecto, en unos años más “morirán” las universidades del Estado.

Por su parte, María Olivia Monckeberg, destacada periodista y directora del Instituto de la Comunicación e Imagen (ICEI), señaló a La Nación que “el tema de la gobernabilidad hay que cambiarlo absolutamente, porque esto implica un golpe a la autonomía académica y a la autonomía económica”.

Además, la académica de la Casa de Bello criticó a los creadores del proyecto: “Nos parece que esto ha estado hecho por personas que no entienden lo que es ser universidad, lo que representa la Universidad de Chile en la historia y lo que significan las universidades públicas”.

  • Gino Vallega

    Para hacer un proyecto de universidades estatales públicas , laicas ,de buen nivel , gratis y autónomas ,el gobierno deb escuchar a las universidades y no a los políticos neoliberales profesionales que pretenden transformar todo en un “mall” economicista.