La poca representatividad de la Consulta Indígena

234

*Por Diego Ancalao

Este mes se dio el vamos a la denominada Consulta Indígena sobre Reconocimiento Constitucional y Participación Política de los Pueblos Indígenas, instancia que se extenderá por los próximos tres meses a lo largo de todo Chile. Dicho proceso incluirá 123 localidades y contará con la participación de al menos ocho mil indígenas de los nueve pueblos hoy reconocidos por ley, pero no constitucionalmente, y en el que entregarán su postura sobre el reconocimiento constitucional que quedará plasmado en el anteproyecto de nueva Constitución que la Presidenta Michelle Bachelet enviaría al Congreso antes de fin de año.

Sin embargo, no todos los sectores indígenas estarían conformes con el procedimiento ya que no es del todo representativa, esto porque a pesar de que se espera que participen 8.000 indígenas, la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas considera que no está dentro de los parámetros internacionales, y no ha asegurado la participación plena de los pueblos originarios. Cuando el ministro Barraza dice que espera que participen 8.000 personas, de un total de un millón y medio de integrantes de Chile, equivale al 0,5%, por lo que no sería representativa.

Si la consulta dura tres meses, serán 90 días para que se apruebe en el Congreso y eso es imposible, y todo indica que la nueva Constitución no se va a dar en este gobierno, por lo tanto, todo este proceso es muy probable que termine en la Biblioteca Nacional o en un proceso de buenas intenciones de reconocimiento, pero no se va a incluir porque el tiempo es muy corto para que se logre esta iniciativa positiva. Todo apunta a que esto será visto y votado por el congreso, y eso ya es una derrota ciudadana, ya que ese congreso está compuesto de los Penta parlamentarios, congresistas Corpesca y senadores SQM. De tal manera que será una Constitución para el pueblo indígena, pero sin el pueblo indígena.

En tanto, y como una forma de buscar soluciones a la problemática, los pueblos originarios de Chile en reiteradas ocasiones han solicitado un reconocimiento político, económico y, por sobre todo, ser parte de la Constitución. En todos los países desarrollados se reconoce que los pueblos originarios son naciones, de hecho en Canadá se le llaman First Nation, que significa primeras naciones, y que tienen su propio idioma, forma de ver de vida, cultura, religión, territorio, y esto lo constituye como primeras naciones.

La constitución de Chile debería reconocer que efectivamente, antes que se constituyera el Estado de Chile, existían pueblos originarios, y cuando hablamos de reconocimiento constitucional lo que estamos pidiendo es que la nueva Constitución tenga el reconocimiento de estas primeras naciones. Se necesita que el Estado se reconozca como plurinacional, que en Chile haya más de una nación y no que es una sola nación unitaria en un Estado centralizado.

El problema concreto que existe para mejorar el mundo indígena en Chile, es que el Estado no reconoce al pueblo Mapuche como nación y sujeto de derechos colectivos, con la facultad de decidir libremente su futuro, con soberanía sobre sus territorios o que puedan decidir su propia lengua, entre otros. El Estado debe reconocer un estatuto legal que regule el funcionamiento autónomo en territorio Mapuche y una estructura política que le de representación, un Parlamento Mapuche de acuerdo a las identidades territoriales.

*Diego Ancalao es dirigente político mapuche y Presidente de la Fundación Instituto de Desarrollo de Liderazgo Indígena. 

 

  • Prince Rupert Portlife

    En todos los países desarrollados se reconoce que los pueblos originarios son naciones,

    NOSOTROS NO HEMOS LLEGADO AHI.
    VA A SER DIFICIL CON TODOS ESOS REPRESENTANTES .

    —————compuesto de los Penta parlamentarios———QUE ASCO.