“Despacito” rompe el récord del video más visto en la historia de YouTube

El video tiene un promedio de 14.5 millones de visualizaciones diarias, alcanzando hasta 25 millones de vistas en un solo día.

1699

El video musical de Luis Fonsi, “Despacito“, con Daddy Yankee ha roto el récord del video más visto de todos los tiempos en YouTube, un récord que anteriormente ostentó “See You Again” de Wiz Khalifa con Charlie Puth tras superar el récord que mantuvo cinco años “Gangnam Style” de Psy.

El viernes 4 de agosto el video musical oficial de “Despacito” alcanzó 2.994 millones de vistas y superó a “See You Again” (que contaba con más de 2.993 millones) para convertirse en el video más visto de todos los tiempos. El video también está en camino a convertirse muy pronto en el primer video de la historia en superar las 3 mil millones de reproducciones en YouTube.

Tomó sólo 203 días para que el video musical oficial de “Despacito” se convirtiera en el video más visto en la historia de YouTube (estos números no incluyen el también popular video con la participación de Justin Bieber, el cuál tiene más de 464 millones de vistas).

Despacito ha acumulado una serie de récords adicionales impresionantes, incluyendo: Es el video con más “me gusta” en la historia de YouTube. El video alcanzó la marca de las 2,000 millones y 2,500 millones de visitas más rápido que cualquier video en la historia de YouTube.

Es el video musical más visto de 2017 en más de 40 países y tiene un promedio de 14.5 millones de visualizaciones diarias, alcanzando hasta 25 millones de vistas en un solo día.

La música latina ha experimentado un crecimiento explosivo alrededor del mundo en YouTube, con videos latinos que representan más de un tercio de los 100 artistas más vistos en YouTube de 2017 hasta el momento. Esto incluye a artistas como Nicky Jam, Maluma, J Balvin y Ozuna, que han superado la marca de las 1,000 millones de vistas este año.

Alrededor del mundo, las vistas de los principales artistas latinos se han disparado desde el año pasado, creciendo un 430% en Indonesia, 276% en Israel, 200% en el Reino Unido, 199% en Australia, 183% en Francia y 124% en Canadá.