A 120 años de su natalicio recuerdan a la prolífera escritora Marta Brunet

La reconocida autora de novelas, poesías y cuentos con énfasis en la vida criolla, será homenajeada justo en el año en que también se conmemoran los 50 años de su muerte. La cita es a las 19:00 horas en el Café Literario de Providencia.

183

Un homenaje a la prolífera obra que le valió el Premio Nacional de Literatura en 1961, es el que realizará este miércoles la municipalidad de Providencia a la escritora, diplomática y periodista chilena, Marta Brunet Cáraves.

El encuentro que tendrá lugar a las 19:00 horas en el Café Literario (Providencia 410, Metro Salvador), recordará a la autora nacida el 9 de agosto de 1897 en Chillán, Región del Biobío, hija de padre chileno y madre española, cumpliría 120 años, de los cuales su infancia transcurrió en el campo, ambiente que luego reflejó en su obra criollista.

Perteneciente a la Generación del 27 se trasladó a Victoria, región de La Araucanía donde estudió sus primeros años de colegio para luego en 1911 viajar a Europa y a otros países americanos.

Tras su regreso a su ciudad natal en 1919, comenzó a publicar poesías y cuentos en el diario La Discusión y en 1923 dio a conocer con su obra “Montaña adentro”, novela costumbrista y realista que la emparentaba con los criollistas (en especial con Mariano Latorre), y fue elogiada por su Gabriela Mistral.

Mediante un lenguaje duro la obra de Brunet desmitificaba el presunto bucolismo de la vida rural, lo que ocasionó cierto escándalo entre las clases altas de Chillán, aunque se le reconoce que pocos criollistas chilenos habían escrito con un estilo tan rico y por ello se convirtió en la mejor novelista del ambiente campesino chileno.

Como periodista declarada hija ilustre de Chillán (1962) colaboró en El Sur, La Nación y La Hora de Santiago y fue directora de la revista La Familia (1934-1939).

La renombrada escritora también ejerció como diplomática, luego que el entonces Presidente Pedro Aguirre Cerda la nombró cónsul de Chile en La Plata, Argentina (1939), más tarde secretaria de la embajada en Buenos Aires (1948).

En octubre de 1963, fue nombrada agregado cultural de la embajada de Chile en Brasil. En diciembre de ese mismo año, fue nombrada agregada cultural de la embajada de Chile en Montevideo, Uruguay, donde fue incorporada a la Academia Nacional de Letras.

Algunas de sus obras son Don Florisondo (1926), Bestia dañina (1926), María Rosa, Flor de Quillén (1929), Reloj de sol (1930), Cuentos para Marisol (1938), Agua abajo (1943), Humo hacia el sur (1946), María Nadie (1957) y Amasijo (1962) y Soledad de la sangre y otros cuentos (1967).

Brunet, quien fue la segunda mujer en recibir el Premio Nacional de Literatura (1961), falleció mientras leía su discurso de incorporación a la Academia Uruguaya de Letras el 27 de octubre de 1967.