Corte Suprema ordena a ONG Amor de Papá retirar informaciones injuriosas contra jueza

Desde enero pasado, la magistrada del Primer Juzgado de Familia de Santiago es objeto de una campaña de la ONG que la acusa de interceder en su calidad de jueza a favor de una amiga en una disputa que tiene con su ex marido.

558

La Corte Suprema acogió un recurso de protección y ordenó a la ONG Amor de Papá, que defiende a los padres en litigio por sus hijos, bajar de las redes sociales Facebook y Twitter las informaciones injuriosas, publicadas en contra de la jueza de Familia Paulina García Cárcamo. 

En fallo unánime, la Tercera Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Sergio Muñoz, Carlos Aránguiz, Manuel Antonio Valderrama y los abogados (i) Álvaro Quintanilla y Rafael Gómez– acogió la acción de protección presentada por Paulina García Cárcamo en contra de la ONG, tras establecer que las informaciones publicadas en las plataformas digitales son agraviantes para la recurrente y afectan su derecho a la honra.

Desde enero pasado, la magistrada del Primer Juzgado de Familia de Santiago es objeto de una campaña de la ONG que la acusa de interceder en su calidad de jueza a favor de una amiga en una disputa que tiene con su ex marido. García Cárcamo acompañó a la mujer a presentar una denuncia por violencia intrafamiliar a una comisaría de La Reina.

El fallo de la Corte Suprema establece que la jueza, “si bien detenta un cargo público, especializado, con poder de decisión, los antecedentes descritos no dan cuenta de haberse adoptado por ésta alguna resolución en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales, sino más bien de acontecimientos que ocurrieron en el ámbito de su vida privada”.

En ese sentido, señala que la magistrada “acompañó a una amiga a efectuar una denuncia de violencia intrafamiliar en contra del marido de ésta última, al que también conocía, ya que todos ellos eran apoderados del mismo colegio al que asisten sus hijos, por lo que no puede afirmarse que en este caso la actora por su cargo deba soportar per se las críticas negativas por ser connaturales al trabajo y al ejercicio de su judicatura”.

Además, después de una investigación interna del Poder Judicial, la jueza “no ha sido sancionada o amonestada por hechos que configuren intervención judicial, sino que únicamente fue objeto de un llamado de atención por haber develado ante los funcionarios policiales su calidad de juez”, según consigna el fallo.

Añade que, por lo anterior, “no puede sino sostenerse que las publicaciones vertidas en las redes sociales aludidas vulneran su honra, lesionando asimismo su dignidad profesional lo que importa una conculcación de la garantía constitucional del artículo 19 N°4 de la Constitución Política de la República”.

En cuanto a las amenazas y comentarios ofensivos a que las referidas publicaciones han dado lugar, si bien éstas también han sido realizadas por terceros, según se desprende de los antecedentes, es la propia organización la que invita y facilita el acceso a los comentarios, proporcionándoles incluso un correo electrónico en el que cualquier interesado puede tener más información sobre los hechos que expone”, agrega.

Además, la resolución establece que “se han proferido en contra de la actora una serie de amenazas e imputaciones que son susceptibles de afectar la garantía constitucional del artículo 19 N°1 de la Constitución Política de la República, por lo que la referida organización no puede desligarse de responsabilidad, sin perjuicio que respecto de aquellas afirmaciones o comentarios que puedan constituir un delito deberán ejercerse las acciones penales respectivas”.

Por lo tanto, concluye que “se acoge el recurso de protección deducido por doña Paulina García Cárcamo, sólo en cuanto deberán eliminarse todo tipo de registro en las plataformas digitales ‘Amor de Papá’ de Facebook, Twitter, las publicaciones cuestionadas en las que se hace referencia a la actora, dentro de quinto día de ejecutoriado el fallo”.

  • Miguel

    Y donde está la libertad de expresión? y así estos jueces se admiran de Venezuela?

  • Miguel

    Si una jueza beneficia a una amiga es cohecho y es un delito, y los juces corruoptos no puede prohibir que la gente se exprese,

  • David Abuhadba

    Grave atentado a la libertad de expresión: los hechos ocurrieron, y la jueza fue sumariada y amonestada.

  • León Kreator

    INQUIETANTE FALLO DE CORTE SUPREMA QUE ATENTA CONTRA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

    La agrupación Amor de Papá -que no es ONG ni jamás ha pretendido serlo, como publica la página del Poder Judicial (www.pjud.cl)- discrepa de lo resuelto por la Corte Suprema, toda vez que:

    1. Los hechos que se señalan en las publicaciones de Facebook y Twetter son hechos absolutamente reales y que fueron acreditados por el sumario instruido por la Corte de Apelaciones (causa rol nº 2353-2015 de la 4ª Fiscalía Judicial), y que le significaron un llamado de atención a la jueza Paulina García, lo cual deja de manifiesto que ella actuó imprudentemente en su condición de juez.

    Textual: “su intervención en una unidad policial en calidad de amiga o acompañante (…) resulta imprudente a su condición de juez, pues no se vislumbran los motivos ciertos que tuvo para poner en conocimiento su investidura, que no sea otro que efectuar una presión indebida a su interlocutor”.

    2. La jueza Paulina García omitió y minimizó ante los tribunales superiores la implicancia y repercusión de sus actos imprudentes en el recurso que presentó en las Cortes de Apelaciones y Suprema.

    3. Amor de Papá en ningún momento faltó a la verdad ni la tergiversó, como se indica en el fallo, sino que sólo divulgó una verdad, que por la reacción que generó en la opinión pública, incomodó al Poder Judicial.

    4. Que los ministros Sergio Muñoz, Carlos Aránguiz y Manuel Valderrama revocaron un fallo anterior de la Corte de Apelaciones que resolvía que dichas publicaciones no constituyen un atropello a las garantías constitucionales, de lo que se puede deducir que no existe hasta ahora una opinión concluyente de esto.

    5. De este fallo se desprende, además, que aun cuando un miembro del Poder Judicial haya cometido actos imprudentes -o derechamente reprochables-, tal información no podría ser derivada a la opinión pública, toda vez que el sólo hecho de develar públicamente las malas prácticas, aun cuando estas hayan sido comprobadas en las instancias que corresponde -incluso realizándose en el ámbito personal-, no sólo no son sancionadas sino que son acalladas y borradas con la justificación de proteger la honra de la persona, estableciéndose así un mecanismo de censura tendiente a no divulgar las faltas que miembros del poder judicial puedan cometer en cualquier ámbito y que tengan relación con el ejercicio de su cargo.

    6. Que la Corte Suprema ha adoptado, como criterio estricto, para evaluar tales conductas de sus miembros el código orgánico de tribunales, omitiendo derechamente cualquier perspectiva de carácter ético profesional (muy de moda en nuestra actualidad) para adoptar medidas en contra de uno de sus miembros. Con esto valida, además, que dichas acciones -al llevarse a cabo en el ámbito personal-, no interfieren con su investidura, lo que marca un muy mal precedente al tenor de validar dichas conductas en vez de sancionarlas más severamente.

    7. Que la denuncia de violencia intrafamiliar interpuesta con la ayuda y orientación de la jueza Paulina García se haya tramitado coincidentemente en el mismo tribunal donde ella se desempeña, y que además ella interceda personalmente en la ejecución de una resolución judicial, adoptada por otro miembro del mismo tribunal, para favorecer una “estrecha amiga”, aunque se haya ejercido en el ámbito de lo privado -por la investidura de juez que ostenta-, no puede bajo el prisma del sentido común entenderse de otra forma que no sea un uso inadecuado de influencia, más aun ostentando su cargo y la directa relación entre éste y lo que se está ejecutando.

    8. Finalmente, es importante informar que la denuncia de violencia intrafamiliar interpuesta con la ayuda de la jueza Paulina García fue archivada por la fiscalía por carecer de sustento y pruebas, y que claramente atendía intereses personales de la amiga de la mencionada jueza.

    9. Y sin perjuicio de todo lo anterior, la agrupación acata y es respetuosa del fallo, toda vez que el objetivo de Amor de Papá siempre ha sido que la justicia exista, pero también que sea justa, oportuna, eficaz y ética.

    10. Con esta declaración pública, la agrupación Amor de Papá da por cerrado el tema.

    http://www.AmordePapa.org
    TODO POR EL IMENSO AMOR QUE SENTIMOS POR NUESTROS HIJOS