ISP entregó recomendaciones sobre uso y almacenamiento adecuado de preservativos

Las recomendaciones vienen en el marco de la nueva campaña del Ministerio de Salud, luego de que ONU informara que Chile es el país de Latinoamérica en que más han aumentado los casos de VIH entre 2010 y 2016.

303

En el marco de la campaña del Ministerio de Salud, la cual tiene como objetivo promover la percepción de riesgo frente a la exposición al VIH y las ITS, el Instituto de Salud Pública institución que regula los condones en el país, recalca la importancia sobre el buen uso y almacenamiento de ellos.

De acuerdo a cifras del Minsal que nutren el Informe Mundial de Onusida, en Chile viven aproximadamente 65.000 personas con VIH. El 99% de los casos notificados lo adquirió a través de relaciones sexuales desprotegidas.

El medio ambiente afecta de manera directa en los preservativos, por lo que para evitar su deterioro es necesario que se mantengan en buenas condiciones de ventilación, no exponerlos a la luz ultravioleta y al calor, ya que el envase de aluminio se daña externamente.

También, las cajas de cartón en las que se empacan los preservativos, son vulnerables a la humedad; por esta razón, se recomienda que sean almacenadas en un lugar seco, lejos de las paredes.

Los preservativos se deben adquirir en lugares de venta que dispongan de las condiciones para mantenerlos en buen estado, es decir que no estén expuestos a la luz, a la humedad, ni a temperaturas elevadas. No se recomienda comprarlos en ferias libres, en la locomoción colectiva, ni a través de ventas de particulares (Internet) que no tengan las condiciones señaladas, ya que no garantizan seguridad y no cuentan con autorización.

El ISP hace un llamado a la población a mantener los condones de látex lejos del contacto del polvo o líquidos y no guardarlos en billeteras, bolsillos de pantalón, guanteras de autos, entre otros.

 

El AUGE garantiza el acceso a terapia antirretroviral y su cobertura actualmente supera el 92%, lo que ha permitido mejorar la calidad de vida de quienes viven con VIH y disminuir la mortalidad.

El AUGE también considera la prevención de la transmisión madre-hijo, incluyendo el diagnóstico, tratamiento y seguimiento a las gestantes, sus hijas/os y sus parejas, además de la entrega de sustituto de leche materna. Esta política ha permitido que hoy Chile esté en el rango de eliminación de la transmisión vertical, poniéndonos a la delantera en muchos países a nivel mundial.

SIDA en Chile: la epidemia que crece silenciosamente