¿Cómo educar a los hijos en el ámbito financiero?: Aquí le damos algunos tips

El valor del dinero y cómo gastarlo, ahorrarlo o invertirlo son algunas de las lecciones que podemos darle a nuestros retoños para que aprendan desde temprano a administrar sus finanzas.

284

Formarse como personas integrales en todos los ámbitos de la vida no es la única lección que podemos entregarle a nuestros hijos en este caminar sino también el manejo del dinero para darle un buen uso y cubrir sus necesidades.

No se trata de que sean doctores en economía sino de transmitirle conceptos básicos financieros y un correcto uso de su plata, considerando que el conocimiento que tienen sobre eso es bastante exiguo.

Una muestra de ello es la última Prueba PISA de Educación Financiera, que evalúa la alfabetización de estudiantes de 15 años en esta materia a nivel internacional, testeando temas como los conocimientos sobre términos y conceptos, resolución de problemas y cálculos financieros, no entregó resultados positivos para para nuestros adolescentes.

En el examen, que también mide las actitudes y comportamientos de los estudiantes frente al gasto y al ahorro, uso y posesión de productos (tarjeta de débito, cuenta bancaria) y fuentes de obtención de dinero, los estudiantes chilenos obtuvieron 432 puntos, por debajo de la media de los países OCDE (486).

Frente a ese escenario, queda en evidencia que los jóvenes chilenos están en desventaja y la realidad es que son pocos los colegios que imparten una asignatura que les permita aprender sobre educación financiera, por lo que expertos en la materia recomiendan a padres y madres enseñar a sus hijos desde temprana edad el correcto uso del dinero.

5 PASOS PARA LOGRARLO

La idea es ir poco a poco educando a los niños en distintas etapas de su vida, según recomienda la marketing manager de FOL.cl, plataforma on-line de inversiones en fondos mutuos, Ingrid Quezada.

  1. Que aprendan a reconocer las necesidades y los deseos: Deben aprender a diferenciar que al momento de hacer un gasto, éste se realice en lo que realmente necesitan y diferenciar un gasto como “deseo” de algo que quisieran tener. Para esto, es importante que reconozcan sus prioridades y se propongan metas, las que pueden ser a corto, mediano y largo plazo.Se considera el largo plazo desde 1 año o más y una meta, por ejemplo, podría ser ahorrar para vacaciones de verano. Y no olvidar en ponerse metas de corto plazo, como por ejemplo, comprar una bicicleta, que puede ser en un plazo de 3 a 6 meses”, destaca la experta.
  2. Que aprendan a gastar sabiamente su dinero. En este punto deben saber que el dinero no se estira, y si piensan comprar algo, dejarán de comprarse otra cosa. En este punto, lo ideal es entregar mesada pero a base a resultados, quiere decir estímulos o trabajos en ayuda a la misma familia.Por ejemplo, demostrar un buen promedio de notas, ayudar en las tareas de casa, etc. Con la mesada mensual o semanal, aprenderán a establecer prioridades y administrar su dinero para por ejemplo, comprar entradas al cine, juegos de video, y regalos, entre otros”.
  1. Aprender a ahorrar e invertir también es importante. Si desde jóvenes aprenden a ahorrar e invertir, su mejor aliado será el interés compuesto. Como padres deben fomentar el ahorro y la inversión, aconsejando que pongan una parte de su dinero a trabajar por su futuro.“Se recomienda que la primera inversión sea en fondos mutuos, por los beneficios y ventajas que estos poseen, además, existen una variedad de alternativas y éstos se escogen de acuerdo a su horizonte de inversión y perfil de riesgo, sin duda este instrumento se ha convertido en una de las opciones favoritas de los jóvenes entre 18 a 25 años”, indica la especialista.
  1. Rentabilizar el tiempo y vender cosas que ya no se utilizan. Es una buena medida porque desde joven se debe tener en cuenta administrar el tiempo, entre los estudios, ayudar en el hogar, etc., esto para aprovechar sus “ratos libres”, para rentabilizarlos, lo que significa, buscar dentro de todas sus cosas artículos electrónicos, ropa o casi cualquier cosa que ya no usen, para ponerlas a la venta, ya que existen varios portales web donde podrás subir tus artículos gratuitamente.
  2. Cotizar y buscar los mejores precios siempre será positivo para una buena administración de los recursos. Como padres muchas veces cometemos el error de comprar impulsivamente por falta de tiempo, paciencia o por ver la primera oportunidad que está en oferta. Para esto es recomendable, demorarse un poco más cotizar, comparar precios y planificar el momento de la compra, ya que lo importante es encontrar ofertas y lugares donde se vende más barato el producto que necesitamos.