Día del Niño: Cómo reconocer juguetes falsificados

El Observatorio del Comercio Ilícito y abogados especialistas en propiedad intelectual advierten a los usuarios sobre los productos piratas que proliferan en estas fechas.

160

Se acerca el Día del Niño y los descuentos y promociones no se hacen esperar, así como tampoco la proliferación de vendedores ambulantes ilegales con una amplia gama de juguetes a precios bajos, pero que ponen en riesgo la salud y seguridad de los más pequeños de la casa.

Teniendo esto en cuenta, el Observatorio del Comercio Ilícito (OCI), iniciativa de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC) y el estudio de abogados Marinovic y Cía., expertos en propiedad industrial e intelectual, entregan una serie de recomendaciones a los usuarios.

Nicole Kuppenheim, directora ejecutiva del OCI,  afirma que “existen redes criminales a nivel internacional que se dedican a fabricar, contrabandear, distribuir y comercializar juguetes falsificados, que intentan replicar a las figuras de acción y personajes animados de moda, sin cumplir con ningún estándar de calidad”.

Estas organizaciones criminales, explica la ejecutiva, “utilizan materiales de baja calidad, tornillos y partes desprendibles, pinturas tóxicas (incluso con plomo), tolueno y empaques de baja calidad. Todo esto, con el objeto de replicar productos conocidos y famosos, obteniendo ganancias injustas y que maximizan evadiendo impuestos, internándolas de contrabando, eludiendo leyes laborales y cotizaciones previsionales”.

Antonio Marinovic, de Marinovic y Cía. e integrante del Consejo Consultivo del OCI, señala que “aquí no hay un altruismo social por hacer accesible los juguetes a personas de menores recursos. Aquí operan mafias que, aprovechando festividades como Navidad o el Día del Niño, se benefician de la candidez de la gente que pone en manos de sus hijos o parientes juguetes potencialmente peligrosos para la salud, ya sea por el contenido de plomo de sus pinturas o que el niño trague un tornillo u otros elementos sueltos”.

En efecto, el Servicio de Aduanas durante el año 2016 retuvo un total de 1.297.737 unidades de juguetes ilegítimos, cifra que a julio del año 2017 supera las 962.000 unidades de juguetes piratas. Es fácil estimar que a fines de año, habremos superado holgadamente las incautaciones del año pasado e ilustra sobre el fuerte crecimiento de este mercado ilícito, que por lo demás constituye el primer tipo de especies ilegitimas que retiene la Aduana de nuestro país.

¿CÓMO IDENTIFICAR JUGUETES ORIGINALES?
Los juguetes originales se comercializan rotulados y etiquetados, indicando el titular de derecho de autor, al fabricante, país de origen, fecha y lote de fabricación. Los envases están diseñados de tal forma que protejan debidamente el producto.

El juguete original cumple altos estándares en la calidad en cuanto a materiales y terminaciones. Finos y detallados diseños. Exactitud con los pantones de color de los personajes que representan y, por supuesto, ninguna toxicidad en las pinturas utilizadas.

Todos estos juguetes van sellados con un plástico termo formado transparente, de adecuado grosor, que le da consistencia al producto y protege adecuadamente la manipulación de los envases.

¿CÓMO RECONOCER UN JUGUETE FALSO?
El juguete pirata no cumple los estándares de calidad de los genuinos. Habitualmente el contenido es menor en cantidad y calidad al que imita.

Los diseños y colores son toscos, faltos de detalle. Muchas veces se utilizan pinturas tóxicas y tornillos o piezas fácilmente desprendibles que los hacen altamente peligrosos para niños pequeños.

El producto pirata “combina” personajes (Batman y Spider Man, por ejemplo) que son de propiedad de distintas empresas (DC Comics y Marvel), lo que facilita su identificación.

El juguete pirata omite la mención del titular de derechos de autor (Disney, WB, etc.). En algunos casos sólo se indica el país de origen y la edad de los destinatarios. En ellos no se menciona la fábrica, fecha de fabricación, número de lote y se omiten las menciones © y TM.