Nueva versión de “Acassuso” actualiza debate sobre precariedad en la educación

Como “algo que podría estar pasando en cualquier sala de clases de Latinoamérica” describe la directora Aliocha de la Sotta la delirante comedia dramática argentina donde un grupo de profesoras fantasean con asaltar un banco para superar las falencias de un sistema educacional en crisis.

140

La mediática cobertura del asalto de un banco cometido por un grupo de delincuentes que se salen con la suya es la principal inspiración de las profesoras de la Escuela 78. Docentes deprimidas, neuróticas y que se las ingenian para llegar a fin de mes en la adaptación del texto argentino “Acassuso”, de Rafael Spregelburd (conocido acá por “Lúcido”, “Apátrida, doscientos años y unos meses” y “La Modestia”, entre otras producciones).

Considerando la urgencia permanente del tema, la obra –egreso 2017 de la Escuela de Teatro de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano– transmite la precariedad material y espiritual de generaciones a través de la crisis al interior de una sala de profesores, cree la directora Aliocha de la Sotta acerca de una historia poblada por maestras que hacen malabares para sostener por un lado la vocación y por otro las metas que le exige el Estado vendiendo ropa en el colegio, fantaseando con convertir alumnos en futbolistas millonarios o robando la caja chica de la tesorera o asaltando un banco, incluso.

“Pienso que los estudiantes están buscando textos contemporáneos para egresos como este”, dice acerca de un desafío que se repite en este tipo de obras de egreso a un nivel generacional. “La obra es del año 2006 y ya se han hecho un par de versiones en Chile, sin embargo es un texto extenso y lo adaptamos para hacerlo calzar con este elenco además de algunos pequeños cambios en el lenguaje para que fuese más local. Creo se  logró una muy buena edición de escenas porque todo lo que el dramaturgo quiso expresar está ahí”, agrega de la Sotta.

La precariedad del magisterio que la dramaturgia plantea es algo que trasciende el texto y la escena chilena, cree Karina Ramírez, quien interpreta a una profesora con crisis de pánico que lleva un curso, un taller de fonoaudiología y otras obligaciones varias.

“Hoy estudiar pedagogía es como una utopía en lo concreto porque en las escuelas municipales la realidad, los recursos y la situación de las familias que asisten es otra enfrentada a una educación mercantil ya que no tienen garantías de surgir”, cree Ramírez.

La directora del montaje coincide con su elenco en que el mensaje de Acassuso es transversal: “Quiero decir que lo que sucede en esta ficción es algo que perfectamente podría estar pasando en cualquier salita de clases de cualquier pueblo en Latinoamérica. Tal es el estado de la educación en general”.

COORDENADAS

Obra: “Acassuso”, de Rafael Spregelburd
Directora: Aliocha de la Sotta
Compañía: Egreso 2017, Escuela de Teatro Academia Humanismo Cristiano
Funciones: sábado y domingo a las 20:00 horas
Dónde: Sala Juan Radrigán de dicha casa de estudios, Almirante Barroso 352, Santiago.
Entrada: Liberada