SIDA en Chile: la epidemia que crece silenciosamente

Hace unos años el SIDA dejó de ser un tema prioritario y disminuyeron sus apariciones en la agenda pública. Pero la ONU volvió a poner el foco luego de que alertara que Chile es el país de Latinoamérica en que más ha aumentado el número de nuevos contagiados entre 2010 y 2016.

22899

Chile es uno de los 193 países que han suscrito a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 de Naciones Unidas, entre los que se incluye poner fin a la epidemia del SIDA. Pero alarmantes cifras entregadas por el informe mundial del organismo muestran que estamos lejos de lograr el objetivo.

Según “Ending Aids 2017” (Terminando con el Sida 2017), Chile es el país de Latinoamérica en que más han aumentado el número de nuevas infecciones entre 2010 y 2016. Con un 34% de incremento, nuestro país se ubica muy por sobre del segundo lugar que ocupa Guatemala con un 23% de nuevos casos, seguido de Costa Rica con un 16%.

Según el último estudio del Instituto de Salud Pública, en Chile hubo 21.800 casos confirmados de VIH solo entre 2010 y 2015, lo que significó un aumento de un 45%. De acuerdo a cifras estimadas, habrían 61.000 personas viviendo con el virus hoy en día en el país, de las cuales un 69% estaría informada de su situación y un 53% en algún tipo de tratamiento.

La explicación del Ministerio de Salud frente al alza que muestran las cifras nacionales y de organismos como la ONU, se debería al aumento de personas que se han sometido al examen. Según Edgardo Vera, jefe del Programa Nacional de Prevención y Control del VIH/Sida e ITS citado por Aton, “pasamos de 800 mil a 1.500.000 exámenes anuales, especialmente en el grupo de personas de 20 a 29 años, que es en el que más han crecido los casos”.

Pero para Vasili Deliyanis, vocero de la Corporación Chilena de Prevención del SIDA (Acción Gay), el aumento de exámenes es solo uno de muchos factores que han generado lo que él llama una “tormenta perfecta“.

“Lamentablemente desde el año 2010 en adelante, el Estado de Chile no priorizó y no focalizó realmente sus inversiones en cuanto a lo que se refiere a VIH y SIDA“, señaló el activista en entrevista con La Nación.

Para Deliyanis, el ingreso del VIH como una de las patologías protegidas por el AUGE, tanto en el sector público como privado, sumado a la ley de SIDA vigente desde 2001, ha generado una idea de que el tema está resuelto. Pero las cifras demuestran que no es así.

Desde el año 2010 el SIDA quedó fuera de las políticas públicas. Y como sociedad civil también tenemos un rol en estas cifras. Desde ese año en adelante las sociedades civiles se abocaron a la lucha de los derechos civiles y políticos, como la ley de No Discriminación, la del Acuerdo de Unión Civil, la de Identidad de Género y un futuro matrimonio igualitario”, señala.

Ahí se crea la tormenta perfecta, porque el Estado tampoco invirtió. Si miras la administración anterior, las campañas que se hicieron fueron de detección precoz, lo que es muy importante pero se olvidó la prevención”, agrega.

LA FALTA DE PREVENCIÓN
Tras las cifras entregadas por ONU Sida, el Ministerio de Salud informó este viernes que en los próximos días se iniciará la campaña en contra del VIH, la cual se centrará en el uso de preservativos y dirigido a personas de entre 20 y 29 años.

La reacción del Gobierno ante las cifras fue valorada por Amplitud, pero criticaron la concentración en campañas comunicacionales y la falta de adaptación a las recomendaciones actualizadas por la ONU en 2016 para combatir la epidemia.

El Gobierno insiste en las campañas publicitarias y creemos que, a esta altura, después de 30 años de conocer esta epidemia, la gente está bien informada de lo que es, lo que significa y los modos de prevenirlos. El Minsal no ha cambiado ni se ha adaptado a las recomendaciones (de la ONU) y creo que es indispensable comenzar por ahí”, señaló el vicepresidente del partido, Mario Villalobos.

Una opinión similar tiene el vocero de Acción Gay, quién cree que las campañas no son suficientes y se requiere una prevención combinada.

“No basta tener una cobertura universal de tratamientos antirretrovirales y una ley de SIDA que no conoce nadie. Se creó la falsa percepción de que está todo bien y al mismo tiempo un país que nunca ha tenido una educación sexual como política de Estado con contenidos mínimos”, informó.

Para Deliyanis se necesita una respuesta intersectorial y que el SIDA no solo sea preocupación del Ministerio de Salud: “Hay algo en lo que ha fallado el Estado, y no hablo solo de este gobierno, que es la respuesta intersectorial. Dónde está el Mineduc en la respuesta al SIDA, donde está el INJUV, donde está el SERNAM“.

Respecto de un relajo por parte de los jóvenes debido al avance en tratamientos, el activista señaló que es un factor más, pero que lo principal en ese sentido es la falta de educación. “En todos los países cuando hay acceso a medicamentos se produce relajo. Pero ese es un factor más. Cómo no se produciría un relajo sin una alerta a la percepción del riesgo. ¿Y quién puede dar una alerta? La educación”.

LA TENDENCIA
Según Deliyanis, en Chile hay una cifra de la que no se habla. “De todas las personas que están notificadas a través del ISP que viven con VIH, el 84% son hombres. Y de ese porcentaje un 63% son hombres que tienen sexo con hombres. Por lo tanto aquí tenemos una epidemia homosexual y de la población transgénero“.

Para el vocero de Acción Gay es importante tomar en cuenta esas cifras, ya que no basta con saber la prevalencia del virus sino que también las tendencias “para poder hacer realmente una política pública que sea efectiva“.