Ministro de Desarrollo Social: “Espero que haya continuidad de nuestro gobierno”

En entrevista con La Nación, Marcos Barraza hace un balance de su gestión, analiza los desafíos a futuro y comenta el legado de Michelle Bachelet en su segunda administración. “Yo converso con vecinos y vecinas, y aprecio que existe plena conciencia de que este es un gobierno que se ha enfocado en la calidad de vida de las personas”.

560

Marcos Barraza asumió en mayo del 2015 como ministro de Desarrollo Social con la misión de implementar las reformas sociales de la Presidenta Michelle Bachelet. Junto con enfrentar las demandas ciudadanas, el titular de la cartera ha seguido de cerca episodios que han marcado los últimos meses como la polémica al interior del Sename y el histórico perdón de Bachelet al pueblo mapuche.

A ocho meses de terminar el gobierno de la Presidenta, el secretario de Estado recibió a La Nación en su despacho para hacer un balance de su gestión, analizar los desafíos a futuro y comentar el legado de la segunda administración de la mandataria.

“Yo converso habitualmente con vecinos y vecinas, personas que son parte y no son parte de organizaciones sociales, y aprecio que existe plena conciencia de que este es un gobierno que se ha enfocado en la calidad de vida de las personas, que ha trabajado incesantemente por materializar derechos históricamente anhelados por la sociedad chilena”, afirma Barraza.

El ministro asegura que “la gente tiene conciencia que este gobierno ha sido consistente con  sus compromisos, que más allá de todas las dificultades, se ha esforzado por implementar un programa que es el que Chile demanda”.

¿Qué espera para el próximo gobierno, independiente del color político?

-Espero que haya continuidad de nuestro gobierno. Espero que el próximo gobierno profundice la reforma a la educación, que tenga como norte dotar a Chile de una nueva Constitución legítima en contenido y forma. Aspiro a un gobierno que dé continuidad a una sociedad que busca tener derechos universales en materia de salud, educación y seguridad social. Creo que el escenario político es complejo, pero que va a prevalecer el sentido histórico de las reformas que ha implementado la Presidenta Bachelet y que habrá continuidad.

¿Cómo conjugar todos los procesos y reformas con el año electoral?

-El gobierno de la Presidenta Bachelet ejerce la conducción del país hasta el último día y la agenda de gobierno que tenemos no se detiene por la contingencia electoral. Por lo mismo, implica de parte de todos los Ministerios un doble trabajo para materializarla. Quedan pocos meses pero son meses intensivos de trabajo que permita profundizar los cambios que Chile demanda.

LA CRISIS AL INTERIOR DEL SENAME

El Servicio Nacional de Menores (Sename) ha estado en el ojo de la polémica por la abultada cifra de niños fallecidos durante los últimos años y el reciente rechazo de la Cámara de Diputados al informe de la comisión investigadora Sename II, que estuvo marcado incluso por críticas de lobby al gobierno.

Al respecto, Marcos Barraza aseguró a La Nación que “nosotros estábamos preparándonos, desde antes del informe que fue rechazado por la Cámara de Diputados, para contar con una institucionalidad que sea eficiente y eficaz, y además universal en la protección de los derechos de los niños y niñas”.

“Durante el 2016 constituimos la Unidad de Infancia que ha venido desarrollando los proyectos de ley. Del mismo modo, a través de la Subsecretaría de Evaluación Social, nos encontramos dando seguimiento y evaluación a los programas relacionados con niñez. Complementariamente, contamos con el Registro Social de Hogares y creamos un módulo especial para niños que están en hogares de protección del Sename”, detalla respecto de los avances logrados.

Por eso es que el ministro es un convencido de que se encuentran construyendo una política de Estado, que permitirá “en el futuro transitar no por la institucionalización del niño en un hogar de protección, sino que los niños estén con sus familias o en su defecto con familias de acogida”.

¿Qué otras medidas se han tomado en este tema?
– En el primer Gobierno de la Presidenta Bachelet se creó el programa Chile Crece Contigo, que es una política visionaria en términos de un abordaje integral de la calidad de vida de un niño y una niña. Dos generaciones completas han nacido bajo la protección del Chile Crece Contigo. Durante esta gestión de la Presidenta Bachelet lo hemos extendido hasta los 9 años de edad.

Barraza también hace hincapié en la Ley de Garantía de Derecho de la Niñez, con la que “buscamos tener un marco legislativo universal en derechos de niños y niñas, y que del mismo modo nos permita tener una protección especializada para los que han sido vulnerados. El desafío es superar la actual institucionalidad, dejar atrás el Sename con las características que tiene y dotarnos de una nueva institucionalidad que aborde de manera estructural el bienestar y calidad de vida de los niños y niñas de nuestro país”.

Esas son medidas a largo plazo, ¿pero y a corto y mediano plazo?
– En el presente creamos un aplicativo que es el Registro Social de Hogares. Estamos priorizando a niños y niñas que sean de familias pertenecientes al programa de Seguridad y Oportunidades que tiene que ver con extrema pobreza. Además, el (programa) Chile Crece Contigo también ha establecido una priorización respecto de niños y niñas en hogares de protección. Hemos desplegado una política del presente, sin perjuicio que estamos desarrollando una política que transforme la relación del Estado con los niños.

EL HISTÓRICO PERDÓN AL PUEBLO MAPUCHE

El 23 de junio de este año la Presidenta Michelle Bachelet sorprendió con una disculpa gubernamental al pueblo Mapuche, además de anunciar el Plan de Reconocimiento y Desarrollo para La Araucanía que busca destrabar el conflicto en el sector.

“En mi calidad de Presidenta de la República, quiero solemne y humildemente, pedir perdón al pueblo Mapuche por los errores y horrores que ha cometido o tolerado el Estado en su relación con ellos o sus comunidades”, dijo Bachelet ese viernes.

A más de un mes, Marcos Barraza analiza la situación y remarca que “la petición de perdón que hizo la Presidenta al pueblo Mapuche es de una trascendencia histórica. Creo que a partir de ese reconocimiento el Estado comienza a relacionarse de mejor manera con los pueblos indígenas, a construir una nueva relación”.

Esa petición de perdón está acompañada también de una agenda en materia de pueblos indígenas que es inédita en la historia de nuestro país. Durante el gobierno de la Presidenta Bachelet se ha realizado el Proceso Constituyente Indígena, que convocó a más de 17 mil personas, también se realizó la consulta para la generación del Ministerio de Pueblos Indígenas y el Consejo Nacional y los 9 Consejos”.

Pero también a partir de ese reconocimiento de las “brutalidades que se cometieron a los pueblos indígenas”, argumenta el ministro, “es posible con memoria construir un nuevo futuro donde los derechos económicos, sociales, culturales y políticos permitan a los pueblos ser parte de su futuro”.

¿Qué otras medidas se han tomado?
-También ha habido un énfasis importante en avanzar en materia de derechos económicos y políticos de los pueblos indígenas. Estamos legislando dos proyectos de ley: el que crea el Ministerio de Pueblos Indígenas y el que crea el Consejo Nacional y los 9 Consejos de Pueblos Indígenas. Son prioridades legislativas de nuestro gobierno y están presididas por una consulta indígena. Además estamos realizando la segunda etapa del proceso constituyente indígena (…) eso nos debiese llevar a tener una participación efectiva de los pueblos indígenas en la política nacional con parlamentarios.

BALANCE DE SU GESTIÓN

Con carpeta en mano, el secretario de Estado también hizo un balance extenso de lo que ha sido su gestión a la cabeza del Ministerio de Desarrollo Social. “Una de las principales tareas que emprendimos y hemos desarrollado con buenos resultados es el reemplazo de la Ficha de Protección Social por un Registro Social de Hogares”, explica.

“Este reemplazo ha tenido una valoración positiva por parte de los usuarios y usuarias y a su vez las familias. Hablamos del orden de 4 millones y medio de familias que cuentan con Registro Social de Hogares y en consecuencia hoy acceden a la protección social de mejor manera.  Eso ha quedado muy de manifiesto a propósito que muchas familias que antes no calificaban con este registro, ahora sí califican para la protección social”, agrega.

En segundo lugar, continúa, “nosotros hemos enfatizado la implementación de metodologías con enfoque de derecho que han sido muy valoradas ciudadanamente y han sido muy útiles a propósito de las circunstancias que vive el país”.

“En ese sentido actualizamos la Casen por ingresos, lo cual nos sitúa en una lectura mucho más exigente en materia de pobreza a partir del consumo de las familias. Pero también creamos el concepto de pobreza multidimensional, y eso nos ha permitido, junto con desplegar una mejora política pública, identificar cuáles son las desigualdades que existen en la sociedad chilena y cómo se abordan desde las políticas públicas”, apunta Barraza.

Además, remarca el “reemplazo de la Encuesta Familiar Única por la Ficha Básica de Emergencia, que también ha sido otro instrumento muy útil. La Ficha Básica de Emergencia se ha utilizado del orden de 762 eventos. En 10 de estos eventos ha habido impacto en más de mil familias”.

“Ha habido un fuerte énfasis por parte de nuestro Ministerio en la construcción de instrumentos que sean pertinentes para una política que se orienta al combate simultáneo de la desigualdad y pobreza”, enfatiza.

“Quiero destacar también la Ley de Cuotas o Cupos Laborales para personas en situación de discapacidad. Eso era un anhelo histórico y estamos provocando un cambio cultural importante. Estamos haciendo que el empleo llegue a las personas en situación de discapacidad y eso va a provocar un cambio significativo en las relaciones laborales y en los derechos de las personas. Esta ley es revolucionaria desde el punto de vista de la calidad de vida de las personas”, sentencia.

DESFÍOS A FUTURO

A poco de terminar el segundo gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, el titular de Desarrollo Social identifica los desafíos que quedan pendientes: “(Debemos) terminar el proceso de consulta indígena de modo tal de tener un acuerdo de buena fe con los pueblos indígenas respecto al reconocimiento constitucional y la participación política efectiva”.

“También poder legislar los proyectos de ley que crean el Consejo Nacional y los 9 Consejos de Pueblos Indígenas, como así también el Ministerio De Pueblos Indígenas”, insistió.

En materia de niñez, “son prioridades la ley de Garantía de Derechos de la Niñez y también la Subsecretaria, que nos permitirá diseñar una política pública desde el Ministerio de Desarrollo Social”.

Finalmente, tenemos que “legislar el Servicio de Protección Especializada, que es una prioridad en términos de desafíos legislativos.

  • Carlos Cabrera

    ASI ES, PORQUE EN LA EMPRESA PRIVADA NO VA A TENER PEGA. ANDAAAA

  • marcelo ripetty

    o sea…no queris quedar sin pega.