William y Harry hablaron con Diana el día de su muerte

A casi 20 años de la partida de la denominada “Princesa del Pueblo”, los príncipes Williliam y Harry de Inglaterra revelaron que hablaron brevemente con su madre Diana de Gales, el día de su trágico fallecimiento.

572

“Fue ella la que llamó desde París, no puedo recordar lo que dije (…) pero probablemente lamentaré el resto de mi vida que esa llamada fuese tan corta”, explicó el príncipe Harry del breve diálogo que tuvo con su madre, Diana de Gales, a la cadena ITV para un documental dedicado a su madre fallecida el 31 de agosto de 1997.

A casi 20 años de la mediática muerte de la más carismática miembro de la nobleza británica, sus hijos reconocieron que esa nimia conversación seguía muy presente en sus mentes, lo que podrá ser apreciado en el registro titulado “Diana, nuestra madre, su vida y su legado”, que será emitido este lunes en Reino Unido.

El príncipe William tenía 15 años y su hermano 12 cuando Diana y su novio, Dodi Al Fayed, murieron en un accidente automovilístico en el túnel del Alma de París mientras los “paparazzi” los perseguían a toda velocidad.

Los análisis efectuados tras el trágico hecho demostraron que su chófer, Henri Paul, que también murió en el choque, presentaba una elevada tasa de alcohol en la sangre.

Los dos príncipes se encontraban en Balmoral, la residencia de la reina Isabel II en Escocia. El mayor contó a su madre en ese momento los “buenos momentos” que estaban pasando en ese lugar de descanso.

“Harry y yo teníamos prisa por despedirnos, para decirle ‘hasta pronto’ (…) si hubiera sabido lo que iba a pasar, evidentemente no hubiera sido tan indiferente”, precisó William a ITV, añadiendo que “esta llamada marcó siempre mi espíritu, mucho”, confesó el duque de Cambridge.

No obstante esa tristeza, los príncipes también rememoran momentos felices, como cuando ella los iba a buscar al colegio y les llevaba a dar paseos en secreto por Londres.

“UNO DE LOS PADRES MÁS TRAVIESOS”

Los hijos de Diana describieron su imagen como una madre dedicada, encantadora y divertida, que les gastaba bromas, incluyendo cuando invitó a tres de las más conocidas supermodelos -Naomi Campbell, Cindy Crawford y Christy Turlington- para recibir a Guillermo en casa el día de su cumpleaños.

“Me sonrojé y no supe qué decir (…)”, contó Guillermo a ITV. “Creo que casi me caí subiendo por las escaleras”, precisó.

Harry en tanto la describe como “una de los padres más traviesos”. “Una de las cosas que me enseñó fue ‘puedes ser todo lo travieso que quieras, simplemente que no te pillen’”, recordó.

“Nuestra madre era una bromista, cuando todo el mundo me dice ‘si era divertida, ponnos un ejemplo’, todo lo que escucho es su risa en mi cabeza”, añadió.

Decididos a mantener viva su memoria, empezaron a llamarla “Abuela Diana” delante de los hijos de William, el príncipe George, de cuatro años, y la princesa Charlote, de dos.

“Es importante que sepan quién era y que existió”, dijo el duque de Cambridge, subrayando que “ahora tenemos más fotos suyas en casa y hablamos de ella”.

Con motivo del 20° aniversario de la muerte de Diana, los príncipes anunciaron a principios de año que establecían un comité para recaudar fondos para erigir una estatua de la princesa de Gales.

La estatua debería ser construida en los jardines públicos del palacio de Kensington de Londres, donde vivía Diana.