“Las Aventuras de Papelucho” inicia “puerta a puerta” para financiarse y salir al mundo

Este ambicioso proyecto de animación a cargo de Wild Bunch Studio (Barrabases) está en campaña para conseguir los casi $500 millones de financiamiento que necesita para confeccionar una serie de calidad de calidad que honre la memoria de, quizás, el personaje más querido de la literatura infantil chilena ad portas de cumplir 70 años en septiembre.

321

Una tarea titánica que busca lograr un producto de gran calidad que permita recordar y dar a conocer al máximo ícono de la literatura infantil en formato audiovisual, y para el que se requiere un presupuesto significativo, es la que se ha planteado y realiza en su primera fase un equipo de 22 profesionales de la industria de la animación en la confección de la serie “Las Aventuras de Papelucho”.

Así lo explica a La Nación el productor ejecutivo de este ambicioso proyecto, Simón Barrionuevo,  señalando que éste nace de casualidad cuando conoció a Paula Claro, hija de la escritora que dio vida al personaje, Marcela Paz, cuando trabajaron en conjunto para la obra de teatro “Perico trepa por Chile”.

“Teníamos el contacto, pero no caíamos en la cuenta de que conocíamos a la hija de la escritora y que estaba ahí dando bote, por decirlo de alguna manera, la posibilidad de hacer la serie “Las Aventuras Papelucho”, entonces trabajamos en unos diseños de personajes y le hicimos la propuesta y así empezamos”.

Luego de ello, cuenta el también director de animación, postularon a un Fondo del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) en la categoría de animación infantil y se ganaron casi $200 millones, que era menos de lo que ellos requerían, lo que obligó a ajustar el presupuesto al que le sumaron también recursos propios para poder realizar 13 episodios de 11 minutos cada uno.

Esto los llevó a postular la serie a la Ley de Donaciones Culturales, que dio su venia para que comenzaran a recolectar los cerca de $500 millones que les permitirá hacer otros 13 capítulos pero –subraya Barrionuevo- “con un poco más de tiempo y con más gente, porque en este minuto hay varias personas haciendo varias funciones”.

“Hay parte del equipo que está haciendo dobles y triples esfuerzos para poder sacar adelante la producción. Entonces, poniendo la cantidad de gente que corresponde, con los sueldos que corresponden sube inmediatamente el presupuesto de la serie”, que es lo que está aprobado en este momento por la ley y que estamos solicitando a las empresas que donar al proyecto.

En concreto, ¿cómo se realiza esta fase de búsqueda de recursos?

-Hay un trabajo puerta a puerta, por decirlo de alguna manera, con las empresas, donde uno expone que el proyecto está aprobado y ver si hay interés de donar ya que como tiene la aprobación de Donaciones Culturales, cualquier empresa estaría en condiciones de aportar y nosotros a través de nuestra corporación estamos en función de solicitar recursos para financiar los segundos 13 capítulos de la serie para poder tener 26, que es el mínimo que te pueden comprar afuera”.

¿Cómo calificarías este proyecto?

-Sin duda es lo más ambicioso que estamos haciendo en el área de contenido para series de televisión, porque lo que pretendemos es llegar a 78 o por lo menos 52 capítulos, que es una temporada completa internacional y que son varios años de trabajo. Más o menos tenemos la capacidad de producir 13 episodios al año, y son al menos 4 años para sacar esa cantidad.

¿Y tienen visto el mercado al cual quieren exportar la serie?    

-Sí, nosotros ya hemos tanteado la acogida internacional y ha tenido una buena respuesta sobre el contenido respecto a cómo se ve o se espera que sea, porque como la serie está aún en proceso de animación no tenemos los capítulos finales, pero sí han visto imágenes de cómo se ve, también han tenido acceso a algunos guiones y nos han dado buen feedback. Hemos conversado con empresas francesas, canadienses y hay un canal chino al que también le llamó la atención el proyecto, pero son primeras opiniones, no es que esté vendido.

TRABAJO ARDUO 24/7

¿Cuánto demora hacer un solo capítulo de la serie con el presupuesto y trabajo de hoy?

-Es que van en paralelo el trabajo de arte y de animación, pero un capítulo toma aproximadamente entre tres semanas y un mes, aunque debería demorar cerca de dos semanas con un presupuesto mayor. Como te decía, los primeros capítulos están saliendo a base de corazón y doble y triple trabajo de mucha gente para sacar adelante el proyecto, y la idea es que ese trabajo pueda hacerse de manera normal con las donaciones. Nos van a permitir hacer la serie con la calidad que queremos, con más tiempo y la cantidad de personas que debería tener”.

Por ejemplo, el productor ejecutivo cuenta que está a cargo de la producción de toda la empresa y de todos los proyectos que tienen y además, realiza la dirección de animación “Papelucho”, además de ver otros temas que tienen relación con la corporación.

“Hay varios procesos que están sobrecargados en este minuto para alcanzar la calidad que queremos y las donaciones culturales nos van a permitir tener el dinero suficiente para que, por ejemplo, el director de animación sólo haga esa actividad y que yo pueda hacer sólo la producción ejecutiva. Esa es la diferencia de contar con todos los recursos, porque tampoco es sano estar trabajando 14 horas diarias durante 15 o 16 meses”, enfatiza.

¿Ya tienen algún ofrecimiento concreto?

-Todavía no tenemos nada concreto, estamos haciendo algunas llamadas pero aún no ha llegado alguna empresa que quiera financiar una parte o todo el proyecto. Por lo tanto, el llamado es a acercarse al proyecto, a conocerlo y que vean los beneficios que puede traer donar a un proyecto cultural como es una serie de televisión como esta, porque finalmente que una empresa apoye un proyecto que transmite a miles o millones de personas valores positivos y que son un aporte a la sociedad les genera un rédito y reconocimiento que va más allá de los recursos aportados.

VEA AQUÍ EL TEASER