Sep7imo Día, No Descansaré, la pasión por Soda Stereo celebró sus 100 funciones

El show contó con la presencia de Charly Alberti, Zeta Bosio. El espectáculo se presentará en el Movistar Arena hasta el 6 de agosto.

215

Este miércoles Cirque du Soleil dio el vamos a Sep7imo Día, No Descansaré, inspirado en la música de la mítica banda argentina Soda Stereo, en el Movistar Arena de Santiago.

En un impresionante despliegue, el montaje del Cirque du Soleil transporta a la audiencia a un mundo fuera de los tiempos, un lugar donde las emociones fluyen al ritmo de las canciones emblemáticas de la banda.

Un elenco de 36 artistas cautiva y guía al público a través de una serie de cuadros visuales, acrobáticos y artísticos únicos, con los que logra generar una experiencia inolvidable al tiempo que homenajea el enfoque artístico ferozmente innovador del trío y legado musical.

Sep7imo, No Descansaré es la primera obra del Cirque du Soleil con un espacio de pie donde el público puede vivir al máximo la energía del espectáculo. Este lugar en Chile se denomina Claro Zoom Zone.

El espectáculo viene de agotar más de 70 funciones en el Luna Park con 400 mil entradas vendidas en Buenos Aires y en Santiago lleva más de 100 mil entradas vendidas, comoparte de la primera etapa de Latinoamérica, donde acumulan un total de 850 mil entradas adquiridas.

UN SHOW MARCADO POR LA NOSTALGIA

El espectáculo, que comenzó a eso de las 21.20 horas, abrió el show con “En el Séptimo Día” donde un joven Gustavo Cerati se encontraba enjaulado pero se liberó para dar paso a su libertad musical.

Mientras salía, se proyectaron sus fotografías cuando niño junto a sus compañeros de banda, inaugurando de esta forma el espectáculo.

Para mantener el hermetismo, el espectáculo estuvo marcado por momentos extraordinarios. Uno de ellos fue “Sobredosis de TV”  donde uno de los actores se enfrenta a una cámara de video que gracias al juego visual proyecta en el telón como si estuviese recluido dentro de un televisor. La misma filmadora gira en 90 o 180 grados y el artista debe luchar contra la gravedad para que, al final, sea dominado por la locura y se multiplique en el cautiverio del aparato.

Otros de los clásicos incluidos fueron “Te para tres”, “Primavera 0”, “Signos” y “En la ciudad de la furia”, y a partir de ese momento se vivió una atmósfera de melancolía donde los fanáticos del trío argentino pudieron cantar al estilo fogata junto a quienes realizaban el show.

El show vino a cerrar previamente con “Corazón delator”, encendiendo el escenario del Movistar Arena con luces gracias al mismo público asistente. Pero el cierre total fue con “De música ligera” y un “¡Gracias Totales!” frase clásica de Gustavo Cerati, que transmitieron al público una emoción sin precedentes.

Las entradas para las funciones hasta el 6 de agosto en Movistar Arena se consiguen en www.puntoticket.com.