La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, dijo hoy que evita hablar “del tema fútbol” con su par de Argentina, Mauricio Macri, para que “la amistad siempre siga”, durante una visita a una escuela pública ubicada en el barrio La Boca de Buenos Aires.

“Agradezco la polera de Boca Juniors que me regaló la escuela junto al club. No sé si se van a poner celosos o enojados en mi país por el regalo y por el carné de socia simbólica”, dijo la mandataria en su intervención en la escuela República de Chile.

Macri, a quien verá este viernes en la ciudad argentina de Mendoza (oeste), durante la cumbre de jefes de Estado de los países miembros y asociados del Mercado Común del Sur, fue presidente entre 1995 y 2007 del club Boca Juniors cuyo estadio, conocido como la Bombonera, se encuentra a metros de la escuela visita hoy.

“Yo, cuando estoy con ustedes o con el presidente no menciono el fútbol porque quiero que la amistad siempre siga”, añadió entre risas Bachelet.

La jefa de Estado mantuvo un encuentro con estudiantes, padres y vecinos que acudieron al centro educativo y recibió de parte de directivos del club de fútbol el carné de socia honoraria y una camiseta con su apellido estampado.

“Cuando fuimos por primera vez a una operación de paz, yo como ministra de Defensa le dije a las fuerzas chilenas: Tienen una sola prohibición. No jueguen juntos (con Argentina) porque vamos a terminar enemistados”, volvió a bromear la mandataria, que estuvo acompañada por, entre otros, el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Los comentarios de la mandatarias fueron en relación a las victorias de la “Roja” en penales a Argentina en la final de la Copa América de 2015, disputada en Chile, y en la Copa América Centenario del año siguiente, jugada en Estados Unidos.