Sernac demandará a compañías eléctricas que no compensen a consumidores

El Servicio Nacional al Consumidor ofició a las empresas distribuidoras Enel y CGE.

77

Tras los prolongados cortes de luz que han afectado a diversas comunas de la región Metropolitana por las nevazones, que incluso se han extendido por más de 72 horas en algunos sectores, el Sernac ofició a las empresas distribuidas de electricidad Enel y CGE.

El propósito de esta gestión es que las empresas informen, en un plazo de 10 días, los motivos de las demoras en la reposición del suministro y cómo van a compensar a los consumidores afectados.

El director nacional del Sernac, Ernesto Muñoz, informó que desde el sábado pasado hasta este lunes, el servicio ha recibido 466 reclamos por los cortes de luz, y más de 350 menciones en Twitter por este tema, los cuales apuntan en un 91% a Enel y un 9% a CGE.

Tras el temporal que afectó a gran parte del país el pasado 16 de junio, y que en algunos casos de prolongó por casi tres días, el Sernac recibió 2.041 reclamos.

Además, las municipalidades de Conchalí, Las Condes, Renca y Quilicura, remitieron cartas al servicio, solicitando información y poniendo a disposición antecedentes de sus vecinos afectados.

Tras los oficios enviados en esa ocasión, el Sernac anunció la disposición a iniciar mediaciones colectivas con los proveedores que acepten esta instancia extrajudicial y voluntaria. Esto, porque las mediaciones permiten soluciones más rápidas y efectivas para los consumidores sin esperar el resultado de un juicio que puede durar años.

En los casos de las empresas que han respondido que no están disponibles a compensar o bien, las que respondieron que la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores (LPC) no es competente, serán demandadas por el servicio.

La autoridad señaló que las empresas de distribución tienen el deber de actuar con estándares de profesionalidad, y en caso de existir cortes por factores climáticos, lo que se espera es que, al menos, realicen trabajo preventivo para disminuir el riesgo de interrupción, y si eso ocurre, tengan disponible el personal para enfrentar este tipo de emergencias.

En el caso de la nevazón, Muñoz añadió que si bien se entiende que es un hecho poco habitual en Santiago, este evento se había anunciado con anterioridad, por lo que lo mínimo que las empresas eléctricas debieron tener disponibles la mayor cantidad de cuadrillas para enfrentar las emergencias.

“Este evento se produce en circunstancias en que las empresas ya deberían haber tenido planes de contingencia robustos para enfrentar este tipo de coyunturas. No es posible que tengamos consumidores con más de 72 horas sin suministro eléctrico”, acotó.

Además, señaló que “en estos casos, las empresas, sin perjuicio de que puedan enfrentar los cortes, tienen también que hacer las inversiones adecuadas para poder responder con rapidez la reposición del servicio, cuando esto no ocurre, hay infracción, no sólo a la ley sectorial, sino también a la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores que le producen daños evitables a los usuarios”.

El director del Sernac está en coordinación con la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), que es la entidad técnica que fiscaliza y puede imponer multas, pero “independiente de las eventuales sanciones que determine la autoridad sectorial, las empresas deben compensar el daño provocado a los consumidores“.

Estos cortes prolongados de electricidad le provocaron mucho daño a las familias, por ejemplo, las que perdieron alimentos, sin mencionar aquellas que tienen personas enfermas y que necesitan de la electricidad para seguir sus tratamientos médicos”, dijo Muñoz.

Por otro lado, la autoridad enfatizó que, si un consumidor tuvo un daño mayor en su casa producto de variaciones bruscas de voltaje, por ejemplo, quemas de aparatos eléctricos, puede acudir al Sernac para que realice una mediación que busque solución antes de llegar a tribunales.

En caso de que su problema no sea resuelto, podrá exigir las indemnizaciones correspondientes en la Justicia amparado en la Ley del Consumidor.