Presidente de la Cámara insta a partidos a erradicar malas prácticas en política

Fidel Espinoza (PS), en la cuenta pública del Congreso Nacional, remarcó que “es necesario dar señales de seriedad y responsabilidad política”.

197

Un llamado a erradicar las malas prácticas en la política y que los partidos no lleven a candidatos condenados por corrupción en las próximas elecciones, realizó el presidente de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza (PS), en medio de la cuenta pública del Congreso Nacional.

El evento, desarrollado en instancias del salón de honor del Parlamento, en Valparaíso, fue realizado en forma conjunta con el titular del Senado, Andrés Zaldívar, y contó con la especial presencia de la Presidenta Michelle Bachelet, ministros de Estado y diversas autoridades del país.

En su discurso, Espinoza remarcó que los parlamentarios deben ir más allá y avanzar a paso firme promoviendo iniciativas de resguardo de la democracia en todas sus dimensiones.

“Por ello, es necesario dar señales de seriedad y responsabilidad política. La nación pide un esfuerzo de todos, ya basta de impunidad y privilegios. Es precisamente el mundo político el llamado a dar una señal clara y rotunda al respecto. Nadie está por sobre la ley en Chile”, indicó el diputado.

“Es el momento de asumir responsablemente los errores que han provocado que, con justa razón, la ciudadanía tenga distancia y recelo frente a la política. Quiero aprovechar esta instancia para convocarlos a asumir este desafío en aras de nuestro compromiso con Chile y sus ciudadanos”, agregó.

El legislador, asimismo, planteó la importancia de imponerse estándares cada vez más altos ya que, “cuando de transparencia y probidad se trata, sólo cumplir la ley puede no ser suficiente”.

Frente a la crisis de las instituciones públicas, “los partidos políticos deben también asumir sus responsabilidades ante Chile de no llevar candidatos en las próximas elecciones que hayan sido condenados por actos ajenos a la probidad y transparencia“, afirmó Espinoza.

“Es deber de cada mesa, pero también de cada una de las bancadas y de cada uno de los parlamentarios, asumirla como un nuevo hito en un camino sin horizonte a la vista que permita resituar al Parlamento como el Poder del Estado que debe ser: uno que legisla pensando en el bien común y no a partir de la defensa de intereses particulares o gremiales”, sentenció.