A 23 años del ataque a la AMIA, familiares aun claman por justicia

Esta jornada se vivió una nueva conmemoración del ataque terrorista que sufrió la AMIA en Buenos Aires. Luego de 23 años de investigación aun no existen rastros de los culpables de la tragedia.

150

Buenos Aires, un 18 de julio de 1994 a las 09:53 de la mañana. Hace exactamente 23 años, Argentina y el mundo entero quedaban conmocionados al registrarse el mayor atentado terrorista de su historia: El ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) que dejó un saldo de 85 personas muertas y 300 heridas.

Como cada año en Buenos Aires, a las 9:53 en punto (misma hora del lamentable suceso), se escuchó una sirena para recordar el atentado terrorista que sigue sin tener un sólo culpable luego de 23 años de investigación.

Los familiares aun no han obtenido ninguna respuesta de la justicia, salvo las alertas rojas que ha emitido la Interpol contra funcionarios del gobierno de Irán. Es por ello que la consigna del acto fue: “AMIA: 23 años de impunidad en la historia de todos”

Cabe recordar que en 2003, la justicia argentina acusó formalmente al gobierno iraní de planificar el atentado y a la organización chií libanesa, Hezbolá, de ejecutarlo. A pesar de ello, aún no se han encontrado ni tampoco procesado a los responsables.

La comunidad judeoargentina es la más numerosa de América Latina FOTO AFP / JUAN MABROMATA

Una de las víctimas fatales del ataque fue Susana Wolinski, encargada de la Bolsa de Trabajo en esa institución, quien vivió muchos años en Chile, donde su marido, Ángel Kreiman, ejerció como rabino. Además, entre los muertos se encontraba un chileno, el electricista Carlos Avendaño.

Los oradores principales del acto fueron Luis Czyzewski, padre de Paola Czyzewski, asesinada en el atentado, y el presidente de la AMIA, Agustín Zbar, quien exigió a la justicia que reabra el caso por los antecedentes que apuntan al apoyo logístico prestado por los argentinos a los iraníes en la perpetración el atentado y también al gobierno que redoble la presión sobre Irán para que entregue a los responsables del mayor atentado cometido en la historia de Argentina. “El terrorismo dejó una herida sangrante que se llama impunidad”, enfatizó Zbar.

“La impunidad destruye la confianza en el sistema de justicia y abre el camino para que el delito se vuelva a cometer. Gran parte de la verdad está en el expediente, pero no se avanza. Sabemos la verdad, está en la investigación de los fiscales, que se jugaron su vida en esta causa”, señaló Zbar en su discurso.

En esta misma jornada, legisladores procedentes de Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile y Brasil rubricaron un documento para condenar el terrorismo después de asistir al homenaje a las víctimas que se realizó en la capital argentina. La firma es el resultado de dos días de debate sobre terrorismo y legislación en el marco de la novena edición del Encuentro de Parlamentarios de Latinoamerica contra el Terrorismo, organizado en Buenos Aires por el Congreso Judío Latinoamericano (CJL).

La delegación chilena estuvo compuesta los diputados, Gabriel Silber, Daniel Farcas, y el Director Ejecutivo de la Comunidad Judía de Chile, Marcelo Isaacson.

Daniel Farcas, en tanto, catalogó el atentado como “el más desastroso en Latinoamérica”, precedido por el ataque a la Embajada de Israel en Buenos Aires (1991) y seguido por la muerte del Fiscal Alberto Nisman, que investigaba los hechos.


El fiscal Nisman tuvo a su cargo la causa del atentado contra la AMIA y falleció sólo un día antes de presentar sus denuncias / FOTO AFP / JUAN MABROMATA

“Nadie en su sano juicio podría pensar que se suicidó un día antes de presentar pruebas sobre la autoría del atentado. Hay que relevar también el hecho que, fue desde Chile que se organizó y se financió este atentado terrorista, por lo cual es imprescindible esclarecer los hechos con el apoyo de nuestro país”, puntualizó el diputado Farcas.

“Sabemos la verdad, está en la investigación de los fiscales, que se jugaron su vida en esta causa”, se escuchó en el discurso del actual presidente de la AMIA, Agustín Zbar, en una clara alusión al fiscal Alberto Nisman.