Fotodepilación de barba: el nuevo “boom” facial masculino que cada vez suma más adeptos

El tratamiento es altamente efectivo en pómulos, mejillas y cuello, eliminando de manera prolongada los vellos.

602

Motivos laborales y estéticos son los que principalmente impulsan a los hombres a realizar un tratamiento de fotodepilación prolongada de barba, cuya demanda se ha triplicado en la última década, especialmente entre ejecutivos y carabineros.

“Se trata de personas que por sus trabajos requieren estar bien presentados durante todo el día. Este tratamiento les da mayor comodidad porque les evita afeitarse diariamente o incluso dos veces al día como ocurre en algunos casos, pues la fotodepilación debilita la raíz y elimina el vello de manera prolongada”, explica Elba Ramírez, experta en depilación láser y luz pulsada en los centros de estética Pretty Woman.

El tratamiento es altamente efectivo en pómulos, mejillas y cuello, eliminando de manera prolongada los vellos. Esto evita rasurar la zona de los pómulos, donde el afeitado engruesa el vello y oscurece el rostro.

Al eliminar los vellos del cuello, también evita la molesta foliculitis, es decir, la incrustación de vellos producida por el roce del cuello de la camisa, que forma granos y al ser afeitados corren el riesgo de infección.

“Al quedar eliminados los vellos de las mejillas, se quita el aspecto oscuro del rostro que se produce al afeitar con máquina y la piel queda más pareja y uniforme”, explica Ramírez.

En zonas como bigote y mentón también se logra eliminar los vellos de manera prolongada, pero se requiere más sesiones. “Dependiendo de cada hombre, sus condiciones hormonales y la cantidad de sesiones que desee realizar, en bigotes y barbilla se puede se pueden eliminar los vellos o bien reducir notoriamente la densidad y grosor del vello, y hacer más lento su crecimiento por lo que si antes la persona necesitaba afeitarse diariamente, luego del tratamiento lo puede hacer una vez a la semana”, enfatiza.

ELIMINA FOLICULITIS

La fotodepilación en barba de hombres habitualmente requiere 12 sesiones, es decir, alrededor de 8 meses y medio.

“Algunos hombres toman sólo seis sesiones, pues quieren solo disminuir lo tupido del vello. Otros piden aplicar el tratamiento únicamente en pómulos y cuello para definir la barba, pero la mayoría opta por la barba completa. Algunos buscan ampliar las sesiones para eliminar los vellos de manera prolongada también en bigote y mentón”, afirma.

El IPL (luz pulsada intensa) es efectivo en pieles claras con vellos oscuros, y láser funciona para pieles claras y morenas.

El calor del láser o IPL también activa la formación de colágeno y elastina mejorando la calidad de la piel, lo que reafirma el poro y evita la incrustación de vellos con granos e impurezas, eliminando la foliculitis.

Terminado el tratamiento, es recomendable realizar una sesión de retoque cada tres meses para mantener débil el folículo piloso en el caso de los hombres.

IPL se puede realizar todo el año en pieles claras, y el láser se puede realizar todo el año en pieles morenas, usando bloqueador solar.

La experta informa que habitualmente los hombres también realizan fotodepilación en entrecejo y para ampliar la frente, cuando la tienen calzada.