El mejor espumante del Cono Sur se produce en Chile

Pinot Noir, Cordillera, de la viña Miguel Torres Chile fue elegido con esta premiación en la ultima versión de los premios Catad'Or

0
460

Desde 1979, la firma vinícola española, Miguel Torres, opera en Chile con bodegas ubicadas en Curicó. Los vinos provenientes de esta “viña familiar” como se hace llamar han obtenido importantes premios y altísimas puntuaciones en diferentes concursos y publicaciones.

En este terreno, nuevos elogios se suman a los premios que ha recibido el espumante de la variedad Pinot Noir, Cordillera, de Miguel Torres, uno de sus vinos más premiados.

Esta vez fue galardonado como el Mejor Espumante del Cono Sur en el prestigioso concurso Catad’Or Wine Awards 2017, celebrado en el Teatro Municipal de Santiago. Además, reafirmando su excelente calidad, recibió Medalla de Oro en la categoría brut o seco.

En su página oficial, este Pinot se define así: “Oro pálido, brillante y sostenido. Burbujas finas, que dibujan un “perlaje” elegante. Seductora nariz floral, fresco y primaveral. En el paladar es sedoso, con un gran final de boca, en el que se despliegan las notas afrutadas del Pinot Noir. Un Brut para los amantes de la armonía”, se extrae de la página oficial de Miguel Torres Chile.

Desde el año 86’ que Miguel Torres Chile trabaja en la elaboración de un espumante de Pinot Noir mediante el método tradicional. Para Cordillera Brut, proveniente del Valle de Curicó, se utilizan uvas seleccionadas y vinificadas con método champenoise, con una crianza sobre sus lías de al menos durante 23 meses.

Este año, Catad’Or Wine Awards, la competencia de vinos, espirituosos y piscos más importantes de Chile y una de las más reconocidas de Latinoamérica, premió además con Gran Oro a Pisco El Gobernador de Miguel Torres Chile. Con 22 años de trayectoria, se evaluó y premió muestras provenientes de todo el continente: Chile, Argentina, Brasil, Uruguay, Perú, Bolivia, Colombia, México, Canadá y Estados Unidos.

La versión 2017 de Catad’Or Wine Awards contó con la presencia de más de 40 expertos proveniente de 12 países del mundo, quienes degustaron a ciegas cientos de etiquetas, bajo las normas de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).