Arrate: “Beatriz Sánchez es la única que puede terminar con el rechazo a la política”

El miembro del Consejo Político Social de la campaña de la candidata del Frente Amplio afirmó a La Nación que “el objetivo prioritario debiera apuntar a lo que he denominado el voto dormido”.

1642

Con su vasta experiencia en política, el tres veces ministro Jorge Arrate es una de las cartas fuertes del comando de Beatriz Sánchez como miembro del Consejo Político Social de su campaña. Es en ese rol en el que conversa con La Nación para remarcar que la candidata del Frente Amplio “es la única fuerza capaz de terminar con la indiferencia o rechazo a la política y a las elecciones que reina”.

El también expresidenciable cree que Sánchez debe apuntar al “voto dormido” que destaca en el electoral, pues “hay un gran espacio” y “el desafío por delante es ese”, reconoce.

“Creo que el objetivo prioritario de la campaña debiera apuntar a lo que he denominado el voto dormido”, reitera a La Nación.

Pese a que Jorge Arrate es cauto a la hora de hablar de posibilidades de pasar a segunda vuelta, afirma que “es muy temprano para entrar a discutir” un eventual pacto otras cartas de la izquierda para hacer frente a Sebastián Piñera.

Hay un desencanto muy grande en la política y precisamente por eso la ciudadanía necesita figuras nuevas que abran camino a una expresión  de la política que sea distinta. En ese sentido es que yo digo que Beatriz Sánchez es la única que encarna un perfil de esas características. Porque obviamente no es Piñera, ni Carolina Goic, ni Alejandro Guillier”, asegura.

EL ANÁLISIS DE SUS COMPETIDORES

La última encuesta Cadem mostró la consolidación de Sebastián Piñera en el primer lugar con el 40% de las preferencias de los electores, mientras que Alejandro Guillier marcó 20% y se acercó a Beatriz Sánchez, que registró el 23% de las adhesiones.

En ese escenario Arrate hace un análisis acabado de las principales cartas competidoras de Beatriz Sánchez.

“Veo bastante complicada la candidatura de Piñera, porque si bien trata de transmitir signos de triunfo y aparece como eventual triunfador, tiene una tarea muy difícil que es pasar el 50% de los votos, porque tiene un piso y un techo que están muy pegados. Él tiene un rechazo muy alto en la ciudadanía y creo que se va a acentuar”, dice.

Agrega que “además tiene una dificultad con los votos de (Manuel José) Ossandón. Creo que los votos de Ossandón no son votos de derecha necesariamente, sino que hay una gran cantidad de votación que viene de la DC o de centro, o incluso votación popular que premió a Ossandón por su labor como alcalde”.

“Y en tercer lugar tiene el problema de (Felipe) Kast que es un candidato de derecha, a carta cabal que no oculta ninguno de sus pensamientos”, complementa.

Prosigue indicando que “en cuanto a Guillier, es una candidatura muy desarmada, lo mismo que la de Carolina Goic, donde en ambos sectores parecen haber dudas al interior de las fuerzas que los apoyan y creo que no diviso, en el caso inmediato, un camino de despegue”.