El Caso Odebrecht vuelve a la palestra luego del arresto del matrimonio Humala

El detonante y bullado "Caso Odebrecht" sigue salpicando a diversos políticos de la región luego del arresto de Ollanta Humala y su esposa, quienes son acusados de recibir US$3 millones del conglomerado brasileño.

294

Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia sonreían ante las cámaras apostadas sobre su domicilio la jornada de ayer, agregando que deseaban “hacer una vida normal”. La ex pareja presidencial abandonaba su residencia limeña con una envoltura de tranquilidad mientras la fiscalía peruana discutía una posible sentencia en contra del matrimonio Humala.

Sin embargo, sólo horas después de mostrarse inquebrantables frente a los medios de todo Perú, Humala y Heredia sufrieron un brusco y duro golpe. El juez Richard Concepción finalmente decidió dictar presión preventiva en contra del ex matrimonio presidencial.

Así, los Humala pasaron la noche en el calabozo del Palacio de Justicia. ¿El por qué? La fiscalía peruana los acusa de una supuesta recepción de 3 millones de dólares de parte de la cuestionada constructora brasileña Odebrecht para la campaña electoral de 2011.

De este modo el Caso Odebrecht, quizás la mayor red de sobornos extranjeros de toda la historia, vuelve a copar la agenda internacional salpicando a un expresidente de la región.

Ollanta Humala y su esposa al momento de entregarse a los tribunales / AFP PHOTO / LUKA GONZALES

ODEBRECHT, LA CONSTRUCTORA QUE HACE TEMBLAR A LOS POLÍTICOS DE LA REGIÓN

Corría junio de 2015 cuando la policía brasileña arrestaba en su mansión de Sao Paulo a uno de los empresarios más poderosos de Brasil, Marcelo Odebrecht. El escándalo sacudió a la clase política y empresarial del país. Al mismo tiempo, diversos políticos, exmandatarios e incluso presidentes en ejercicio del continente comenzaban a temblar.

Odebrecht, una gigante constructora brasileña con ramificaciones en 28 países y más de 165.000 empleados, era apuntada de montar una red de sobornos y coimas de dinero a funcionarios públicos y de gobierno de al menos 12 países a cambio de ser favorecidos en contrataciones para proyectos gubernamentales y contrataciones públicas.

Argentina, Perú, Ecuador, Colombia, México, Panamá, República Dominica e incluso Mozambique y Angola son sólo alguno de los países salpicados por este caso de corrupción el cual guarda secretos tan potentes que podían, fehacientemente, derribar presidencias e incluso gobiernos en toda América Latina.

El empresario -de 48 años actualmente- se negó a abrir el cofre de secretos que del cual es dueño, esto es nombrar específicamente a quien había sobornado para que su empresa ganara licitaciones públicas en el continente. Finalmente, Marcelo decidió cantar y delatar a cambio de poder rebajar diez años la condena que pesaba sobre él.

La participación en concursos de obras públicas es la mayor fuente de ingresos del conglomerado brasileño / FOTO AFP

Inmediatamente luego del dictamen de la fiscalía tanto Humala como su esposa publicaron mensajes en Twitter aludiendo a una posible “arbitrariedad” en la decisión.

De este modo el expresidente peruano se une a su par, Alejandro Toledo -2001 y 2006- quien se encuentra prófugo en Estados Unidos de la justicia peruana, la cual acusa a Toledo de recibir una suma cercana a los US$ 20 millones de Odebrecht para que la firma brasileña pudiera generar fructíferos contratos en el país.