Sernageomin confirma que “agotamos todas las posibilidades” por mineros atrapados

“En definitiva, el sondaje número 16 marca el término de la etapa de estas operaciones, debido a que ya se estableció claramente el patrón de inundación que sufrió la mina Delia”, explicó el subdirector del organismo, Omar Cortés.

521

El subdirector Nacional del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), Omar Cortés, informó el término de las operaciones por parte de la institución en la zona del yacimiento Delia II, perteneciente a la transnacional canadiense Mandalay Resources, luego que después múltiples trabajos técnicos y obtención de antecedentes, se concluyera la inviabilidad para seguir las labores.

Los mineros Jorge Sánchez Martínez y Enrique Ojeda González quedaron atrapados en la mina después de la inundación y las labores de rescate se extendieron por varias semanas, sin embargo las autoridades confirmaron que era imposible encontrarlos con vida.

Ahora, Cortés señaló que “en definitiva, el sondaje número 16 marca el término de la etapa de estas operaciones, debido a que ya se estableció claramente el patrón de inundación que sufrió la mina Delia, el yacimiento se encuentra completamente inundado y no existen a ojos del Sernageomin o basados en aspectos técnicos, alternativas de cavidades con aire u oxígeno, en donde hubieran posibilidades de sobrevivencia. Es precisamente por eso, que termina la etapa de perforación de sondajes”.

Todos los sondajes que hemos perforado están constatando que el nivel de agua es similar al nivel de la laguna verde, por lo tanto, existe la teoría de vasos comunicantes, es decir, la laguna se encuentra conectada directamente con los caserones de la mina y los caserones, comunicados con las rampas de acceso de Delia I y Delia II. Por eso que, en este momento, en la entrada de mina Delia, la cota de nivel de agua es exactamente igual que la piscina y de los 16 sondajes, por lo menos tenemos 10 u 11 sondajes, que el nivel de agua de inundación del sondaje, también es similar al de la laguna verde y al de la entrada de la mina”, añadió.

“Adicionalmente, los sondajes que se perforaron en profundidad, fueron cerca de los 200 metros. Todos poseen evidencia de agua en la parte superficial y en el área profunda tienen de barro y lodo, mucha agua con sedimento en suspensión”, indicó.

Según explicó el subdirector, “barro ya a nivel de materia mucho más consolidada hay por lo menos 20 a 25 metros de profundidad, en la zona honda de la mina, luego de eso, existe lodo, alrededor de otros 25, 30 metros más, y luego, el agua, está con mayor sedimento en suspensión”.

Cortés aseguró que no se puede hacer más, “desde un punto de vista técnico-científico nosotros agotamos todas las posibilidades geocientíficas que están a nuestro alcance como para tratar de rescatar cuerpos o equipos”.