Patronato se pone el delantal y saca a relucir su veta gourmet

Este reconocido barrio comercial de Recoleta apunta ahora a cautivar a sus clientes con una variada carta de comida nacional y extranjera, impulsando aún más su economía y brindando una ruta alternativa a los cada vez más exigentes paladares de los comensales.

328

Con el propósito de ser aún más atractivo, como un lugar en el que se pueden hacer otras cosas además de comprar, el barrio Patronato inauguró este miércoles su Ruta Gastronómica que consta de 84 cafeterías y restaurantes que ofrecen desde la tradicional comida chilena hasta la más exótica como la coreana y la árabe, además de la caribeña.

De la mano del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec), este sector forma parte del Programa Barrios Comerciales inmerso en la agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento para fortalecer y dinamizar la economía en 60 de ellos a nivel nacional, de los cuales 11 se ubican en Santiago.

Según explicó a La Nación el director metropolitano de la entidad, Juan Ignacio Olave, “queremos generar una instancia y un hito que permita visualizar cuál es la oferta comercial que tiene el barrio. Patronato tiene más de 2.500 empresarios, no solamente tiene el mundo textil, también hay mundo gastronómico, hay una multiculturalidad que se ha destacado hace mucho tiempo y se traduce no sólo en su vestuario sino en su comida”.

La iniciativa es cofinanciada por el ministerio de Economía ($3.600 millones) y Vivienda, contemplando un diagnóstico comercial y urbano por parte de Sercotec en conjunto con los locatarios. En este caso la entidad identificó las principales falencias que dejaban al sector en desventaja respecto del retail, entre otros diagnósticos.

Lo anterior incluye el acompañamiento en la implementación de estrategias que hagan más atractiva la permanencia de los clientes en el lugar, como lo son mayor seguridad, desarrollo de identidad cultural, aportes de los empresarios para realizar eventos que los convoquen, mejoramiento de veredas y generación de espacios más amigables que permitan retenerlos por más tiempo.

Queremos que la gente pueda preferir venir a Patronato, que tenga una experiencia de compra en particular, que no solamente venga a comprar vestuario, sino que se quede en la tarde y pueda consumir algún tipo de alimento que ofrecen los 84 locales gastronómicos que tiene el barrio, incluyendo comida de diversas nacionalidades, y en eso estamos, marcando y dinamizando el efecto comercial que tiene”, enfatizó la autoridad.

Así como en Patronato, ya se han interviniendo desde 2015 otros lugares característicos de Santiago para vigorizar su economía como los barrios Victoria, San Diego, Las Telas (Independencia), Galería Manuel Montt (Providencia), Barrio la Chimba, Barrio Centro (San Bernardo), Plaza Ñuñoa, Pomaire, Barrio Ictinos (Peñalolén).

[Fotos] Rostros de MasterChef cocinaron en pleno Patronato