A 113 años de su natalicio la Universidad de Chile recordó a Pablo Neruda

La Casa de Bello recordó el sobresaliente talento de quien fuera uno de sus ilustres alumnos que y que en 1945 alcanzara el Premio Nacional de Literatura en 1945 y fuera reconocido en el mundo entero por su poesía y como diplomático.

209

Cumplidos 113 años de su nacimiento la Universidad de Chile rememoró la figura del bate Pablo Neruda, quien se formó académicamente en esa casa de estudios en la carrera de pedagogía en francés.

En ese sentido destacó la figura del entonces insipiente poeta Neftalí Ricardo Reyes Basoalto, quien nació el 12 de julio de 1904 en Parral y murió el 23 de septiembre de 1973 en Santiago, considerando su primera publicación fue en 1917 en el diario “La mañana”, el cual se tituló “Entusiasmo y perseverancia”. Al año siguiente publicó el poema “Mis ojos” en la revista “Corre – vuela” de Santiago.

A lo largo de su vida Neruda sintió una gran afinidad con esta la Casa de Bello, tanto así que en junio del año 1954 realizó una importante donación al patrimonio de la Universidad haciendo entrega de sus libros y caracolas marinas.

En esa ocasión comentó: “Yo fui recogiendo estos libros de la cultura universal, estas caracolas de todos los océanos, y esta espuma de los siete mares la entregó a la Universidad por deber de conciencia y para pagar en parte mínima lo que he recibido de mi pueblo”.

El 30 de marzo de 1962 el Rector Juan Gómez Millas y la Facultad de Filosofía y Educación, le otorgó la calidad de Miembro académico “en reconocimiento a su vasta labor poética de categoría universal”.

En 1920 adoptó el seudónimo de Pablo Neruda y en 1921 ingresó a Pedagogía en Francés en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, obteniendo el 14 de octubre de ese año el primer premio en el Concurso de la Federación de Estudiantes de Chile por su poema “La canción de la fiesta”.

Mientras estudiaba colaboró con la revista “Claridad”, firmando con el seudónimo de Sachka. En 1923 apareció la edición original de “Crepusculario” publicada por este medio y en 1924 se editó “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”.