“Bus de la Libertad”: Movilh y Fundación Iguales rechazan arribo a Chile

El polémico bus ya ha circulado por México, Colombia, Estados Unidos y España con mensajes como “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen”.

486

El próximo lunes 10 de julio debiera llegar a Chile el polémico “Bus de la Libertad”, que simboliza la campaña internacional de la ONG CitizenGo contra la libertad de identidad de género en los menores de edad.

Esta organización no gubernamental, que anteriormente se llamó Hazte Oír, ha emprendido campañas en diversos países con lemas como “Los niños nacen siendo niños, las niñas siendo niñas. Es biología, no ideología” y “Que no te engañen. Si naces hombres, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”.

Es por eso que grupos como Fundación Iguales o el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) han expresado su rechazo y piden que se prohíba su ingreso a Chile.

En tanto, la Fundación Iguales calificó de “peligrosa” la llegada a Chile de CitizenGo y recordó que la ley de identidad de género se encuentra actualmente en discusión en el Parlamento.

“Acciones como ésta constituyen una amenaza para el desarrollo sano y seguro de nuestros niños, niñas y adolescentes. Buscan invisibilizar la diversidad sexual y de género propia de todo grupo todo humano, debilitando la comprensión social y personal del desarrollo de las identidades. Es una traición a nuestros jóvenes y a los esfuerzos por disminuir las dramáticas tasas de suicidio adolescente que tenemos en Chile”, señaló la directora de educación de Fundación Iguales, Isabel Amor.

Ante esto, Iguales creo una petición a través del portal Change.org –la plataforma online ciudadana más grande del mundo–, que ha logrado más de 35.000 firmas de ciudadanos que rechazan esta iniciativa por sus mensajes discriminatorios y de oído.

Bajo la misma línea, el presidente del Movilh Ramón Gómez anunció que su organización ha enviado cartas al Gobierno para que se pronuncie. La entidad considera que esta “horrorosa” iniciativa niega la existencia de los niños y las niñas LGTBI, lo que “daña el interés superior de la infancia y es un caldo de cultivo para el ‘bullying’, el acoso escolar y la violencia motivada por la orientación sexual o la identidad de género”.

Desde el Gobierno, la ministra Secretaria General de Gobierno, Paula Narváez se refirió al tema indicando que si este bus promueve la intolerancia y el no respeto a la diversidad, entonces “no va en la línea de lo que el país quiere ni menos de lo que el gobierno ha planteado”.

El gobierno de la Presidenta Bachelet ha promovido políticas públicas, que se reflejan en decisiones desde el punto de vista de sus programas sociales y también  desde el punto de vista legislativo, el respeto y la garantía de los derechos de todos y todas sin exclusión, y esto incluye la diversidad sexual. El llamado es que  este tipo de iniciativas no vayan en contrario a ese sentido, el llamado es que podamos construir una sociedad de respeto, de libertades y de respeto a las diferencias”, indicó.

La senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe también se refirió a la polémica y manifestó que “hay dos cosas que son distintas en ese tema. La primera es que nadie puede desconocer que hay situaciones en las cuales hay personas que tienen una disforia de género, por lo tanto tienen una situación en la cual su sexo biológico es distinto a su sexo psicológico, ellos lo describen como que se sienten prisioneros en un cuerpo que no les corresponde. Pero eso no significa que uno le pueda decir a los niños que da lo mismo ser hombre o mujer”.

Una cosa es no permitir la discriminación y enseñar lo que es la tolerancia, y otra distinta es el relativismo absoluto. Creo que entre esos dos puntos, nosotros tenemos que respetar la decisión de los padres para poder educar a sus hijos”, añadió.