Un grupo de dirigentes del Partido Radical se reunió en la sede de la colectividad este martes para exigir, con una carta a la directiva nacional, que se terminen los “candidatos fantasmas” que utilizan cupos parlamentarios del conglomerado pese a ser independientes.

Carlos Valenzuela, presidente comunal del PR de Estación Central, explicó a La Nación que “no queremos que los independientes vengan a ocupar los cargos que nos corresponden”.

Para el dirigente, “nuestros cupos tenemos que pelearlos para que queden en nuestra casa y con nuestra gente. Queremos que los cupos sean del radicalismo y hemos luchado para tener esa representación”.

Cristián Medina, presidente del PR de Quilicura, remarcó por otro lado que “lo único que queremos son los cupos para nuestros militantes, porque es hora que el Partido Radical crezca ocupando esos cupos”.

“No puede ser que vengan personas sin ser militantes y ocupen lo que un correligionario quiere (…) Me interesa que las malas prácticas de antaño cambien, necesitamos un cambio real en este asunto”, complementó enfático.

“Vamos a ser bien categóricos, si no tenemos un candidato que sea del PR y nos quieren poner un independiente, yo me restaré como presidente de la mesa de apoyar a ese independiente”, lanzó.

El secretario comunal de Estación Central, Gonzalo Navarro, fue otro de los que alzó la voz para señalar que “hoy en día las bases radicales están más pendientes que nunca de las negociaciones que se están haciendo para los cupos parlamentarios”.

“Esta carta que nosotros dirigimos a Ernesto Velasco (presidente del PR) y toda la directiva nacional, tiene como objetivo dejar en claro que las bases no nos vamos a desmovilizar si vemos que se hacen negociados con cupos fantasmas”, declaró.

En ese sentido comentó que “ponemos esta voz de alerta para que tengan claro que queremos que se respeten los cupos de los Partido Radical”.

DIRIGENTE DE COLINA: “SON RUMORES”

Si por una vereda los dirigentes firmantes de la carta expresaron su molestia, el presidente del PR de Colina, Renato Migliardi, mostró su rechazo a la petición de sus colegas argumentando que “cuando uno vota por dirigentes nacionales, comunales y regionales, tiene que dejar cierta libertad y nosotros no podemos luchar contra fantasmas”, dijo a La Nación.

Esto porque “aún ni siquiera se ponen de acuerdo en los candidatos que van a usar esos cupos. Entonces, estar peleando por cosas que son hasta el momento rumores, no corresponde”, sentenció.