La figura del fútbol brasileño viajó hasta Rusia como invitado para la final de la Copa Confederaciones, desde donde destacó el gran juego de la selección chilena y cómo se comportó el público. “Así tiene que ser la fiesta del fútbol”, dijo.