Portugal se quedó con el tercer lugar de la Copa Confederaciones

Con goles de Pepe y André Silva el conjunto lusitano consiguió la victoria frente a México que abrió la cuenta gracias a un autogol de Andrés Nieto.

367

No fue un partido normal y corriente. Faltas de un lado y otro, polémicas con el VAR y tres anotaciones, marcaron el partido por el tercer puesto entre México y Portugal, en el cual los europeos lograron imponerse en el alargue por 2-1 a los norteamericanos.

A los 17 minutos y tras otra polémica del VAR, el seleccionado portugués falló un penal. El encargado de rematar y marca era André Silva, pero el mexicano Guillermo Ochoa logró parar el tiro y dejó su arco en cero.

Y así, con remates de uno y otro, pero sin poder hacerse daño, se acabó el primer tiempo y se retiraron a los vestuarios, en busca de marcar diferencias durante la segunda mitad.

En el complemento, Chicharito desbordó por la izquierda, mandó el centro que no logró conectar Carlos Vela y desde atrás, apareció Luis Neto para mandarla al fondo de su propia red al minuto 54’, decretando así el 1-0 para México en la disputa por el tercer puesto en la Copa Confederaciones.

Cuando expiraban los noventa minutos reglamentarios, apareció Pepe, quien remató con la derecha desde el centro del área a la escuadra izquierda y anotó el 1-1 para Portugal, tras centro al área de Ricardo Quaresma al minuto 91. Con esto, el partido debió ir al alargue, dejando en misterio el tercer puesto de la Confederaciones.

A los 103’ y tras una falta dentro del área en favor de Portugal, el árbitro cobró la pena máxima y André Silva, el mismo que falló durante la primera parte, se encargó de anotar el 2-1 para los lusitanos, poniéndose arriba por primera vez en el encuentro, tras la falta de Miguel Layún. Tras el remate, Ochoa no tuvo nada que hacer y terminó lanzándose hacia el otro lado del remate.

Cuando el reloj marcaba los 106’ y tras una falta en la mitad de la cancha, Nelsinho se ganó su segunda amarilla personal y el juez central decidió expulsarlo, dejando a Portugal con un menos. Pero no fue el único.

Tras una pierna en alto de Jiménez y posterior agresión sobre Eliseu, el árbitro decidió expulsar al mexicano, mostrándole la segunda amarilla, dejando a los americanos con diez a los 112’.

A los 119’, cuando ya terminaba el encuentro, y tras una serie de alegatos por un supuesto penal no cobrado, el árbitro expulsó al técnico Osorio de México y decidió terminar el encuentro, entregándole el triunfo al elenco de Portugal.