Joseph Ramos y desempleo: “Esto no cayó del cielo”

El economista analizó las cifras de desempleo entregadas por el INE y destacó el aumento del empleo asalariado.

0
462

La tasa de desempleo del trimestre móvil marzo-mayo de 2017 fue de un 7%, un aumento de 0,2 puntos porcentuales en doce meses, y de 0,3 en referencia al trimestre móvil anterior. Se trata de la quinta alza consecutiva y la mayor tasa de desocupación en el país desde julio de 2016, pero el resultado fue calificado como “esperable” por Joseph Ramos, doctor en Economía y profesor titular de la Universidad de Chile.

Según indicó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el alza de la tasa de desocupación fue consecuencia de un menor incremento de los Ocupados (1,7%) en comparación con el que exhibió la Fuerza de Trabajo (2,0%). “La economía anda muy débil y lo que determina el empleo es el nivel de actividad económica (…). Tampoco es una cosa enorme dos décimas en dos meses, pero era esperable”, señaló Ramos a La Nación

Joseph Ramos.

Pero a pesar de la mala noticia, el economista destacó el crecimiento del empleo asalariado que aumentó un 1,2% en 12 meses, dejando atrás dos mediciones de crecimiento negativo: “En esta encuesta casi la mitad de incremento del empleo se da por asalariados. Es decir, por primera vez en doce meses los asalariados crecen y con algo de fuerza. Eso es buena noticia porque quiere decir que las empresas están contratando”, explica.

“Donde antes el desempleo subía poco o no subía, era en gran parte por la cuenta propia. En esta encuesta asalariados está creciendo, entonces la noticia no es del todo negativa”, agregó el experto.

Respecto de la responsabilidad del Gobierno en estas cifras, Ramos señaló que “esto no cayó desde el cielo. Ya llevamos tres años en que la actividad económica crece en torno al 2% o menos. Y si bien parte importante de eso se debe a la caída del precio del cobre y la consiguiente caída fuerte en la inversión minera, creo que otra parte de la explicación se debe en parte a las políticas y en otra parte a las maneras en que fueron implementadas esas políticas”.

En ese sentido el economista afirmó que la “actitud tipo retroexcavadora” de algunos partidarios del gobierno, produjo un “daño grande”.

Otra cifra entrada por el INE que llamó la atención, fue la tasa de desocupación femenina que llegó al 8%, la cifra más alta desde 2012. Sin embargo, esa alza se debería a que hubo una disminución en las categorías Familiar no Remunerado y de Empleos Domésticos. “Son 37 mil empleos menos en esos servicios, que de por si habrían explicado un alza en desempleo de más de un punto. Lo que quiere decir que fuera de estos sectores, mejoró el empleo femenino”, señaló Ramos.