Bolivianos detenidos en Chile fueron expulsados y los recibieron con comidas típicas

Los altiplánicos fueron trasladados desde la cárcel de Alto Hospicio por efectivos de la PDI hasta el complejo fronterizo de Colchane, donde cruzaron por Huara hacia Pisiga.

634

A las 7:50 horas de este miércoles se concretó la expulsión de los nueve bolivianos que fueron detenidos en marzo pasado en Chile. La medida se cumplió tras el pago de una multa de más de $32 millones por contrabando.

Como es habitual, el presidente Evo Morales escribió un mensaje en Twitter: “Los 9 hermanos son inocentes, la detención carcelaria y alimentación precaria no habían sido gratis. Pagamos al gobierno chileno $us 50.000”.

Los nueve bolivianos fueron trasladados desde la cárcel de Alto Hospicio por efectivos de la PDI hasta el complejo fronterizo de Colchane, donde cruzaron por Huara hacia Pisiga en el lado boliviano. Fueron recibidos por sus familiares y una comisión especial del gobierno de Morales.

No hubo ceremonias oficiales en el lugar, pero los familiares les dieron comidas típicas que no habían probado desde que estaban presos. La llegada de los nueve fue transmitida en vivo por la televisión boliviana. 

Donde sí habrá ceremonia será en el Palacio Quemado de La Paz, donde serán recibidos por Evo Morales, según informó el ministro de la Presidencia, René Martínez.

Los nueve fueron detenidos y declarados culpables de robo con violencia e intimidación, y en el caso de los dos militares, también por porte ilegal de arma. Los siete funcionarios de la aduana boliviana no podrán ingresar a Chile durante 10 años. En el caso de los dos efectivos del Ejército, esta prohibición regirá por 20 años.