Científicos señalan que haber padecido de dengue puede atenuar infección de Zika

Un estudio realizado por un grupo de investigadores del Centro de Investigación de Primates del Caribe adjunto al recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR) llegó a esta conclusión.

196

Un estudio realizado por un grupo de investigadores del Centro de Investigación de Primates del Caribe adjunto al recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR) evidenció, por primera vez, que es posible que una previa infección con el virus del dengue “atenúe e incluso proteja contra una infección con el virus del Zika”.

La investigación, que comenzó a principios de 2016, indica que una previa exposición al dengue por vía natural podría proveer a la ciudadanía un mecanismo para limitar las infecciones con el virus.

“Esto podría aplicar también a las personas que han recibido alguna vacuna experimental contra el dengue”, reveló un comunicado difundido hoy por la UPR.

Esta es la primera investigación que describe los efectos que una exposición previa al dengue podrían tener en personas infectadas con Zika.

“Esto es un tema discutido de forma intensa por los científicos puesto que hasta ahora no se conocía si infecciones anteriores con dengue podrían agravar la infección con Zika, o contribuir al desarrollo de malformaciones congénitas como la microcefalia”, según Carlos Sariol, investigador principal del proyecto.

Recientemente otro grupo de investigadores había sugerido que la infección previa con dengue contribuía a empeorar la manifestación del Zika, pero entendemos que esos resultados tienen un valor limitado al ser logrados con ratones modificados genéticamente”, indicó el doctor Carlos Sariol, investigador principal del proyecto.

En el estudio del RCM se evaluó la interacción de ambos virus en un modelo animal que reproduce las características inmunológicas de los humanos utilizando primates.

Según Sariol “estos resultados contribuyen a aclarar la controversia sobre qué se puede esperar en personas vacunadas contra el dengue una vez están expuestas al Zika”.

También el estudio sugiere que previa exposición al dengue podría limitar la afectación al feto en las mujeres embarazadas.