Presidente de la CNC muestra preocupación por la Araucanía y reforma al Sernac en cena anual

El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, defendió el proyecto de ley que reforma el Servicio Nacional al Consumidor (Sernac).

190

Este jueves se realizó en Casa Piedra la tradicional cena anual de la Cámara Nacional del Comercio (CNC), a la que asistieron importantes empresarios y autoridades del sector económico, como el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, y el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfredo Moreno.

En su discurso, el Presidente de la CNC, Manuel Melero, señaló que la situación económica se ha agravado en los últimos doce meses, pero hizo un llamado a mirar hacia el futuro, enfocando los esfuerzos en la innovación y la tecnología.

“Estamos en un año político-electoral, en que veremos distintas visiones programáticas para el futuro de Chile. Aprovechemos este escenario para proponer, para preguntar, para plantear aquellos temas que nos preocupan como federación gremial”, afirmó Melero en la cena a la que asistió La Nación.

Sin embargo, el Presidente de la CNC también aprovechó la instancia para arremeter contra el proyecto de ley que reforma el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), señalando que le otorga “facultades excesivas, especialmente en lo normativo, lo cual nos causa mucha preocupación. Esperamos que se zanje en el Parlamento esta larga discusión, dejando finalmente al organismo sin tal facultad”.

Melero también se refirió a la violencia en la Araucanía: “¿Cómo puede un empresario pensar en el futuro si debe preocuparse de si él o su familia serán las víctimas del próximo ataque? Es difícil acoger un llamado a trabajar sin dejarse amedrentar, cuando vemos ataques tan violentos como los conocidos por todos”.

“Esperamos que el Plan Araucanía, el cual se anunciará mañana (hoy), se traduzca en una alternativa cierta de solución para la compleja problemática de esta Región”, agregó.

Por su parte, el ministro de Economía destacó los logros del gobierno en materia económica, y señaló que un tema clave es la productividad. “Si queremos alcanzar un crecimiento sostenible y menos sujeto a los vaivenes del precio del cobre y de esta forma alcanzar el nivel de ingreso de países desarrollados, debemos incluir nuevos ingredientes en nuestra estrategia de desarrollo”. 

En ese sentido destacó los avances en turismo, emprendimiento y legislaciones que permitan generar oportunidades. “Esa es la forma en que se desarrollan los países, se crean oportunidades, y la forma también, en que construimos un país más equitativo”.

“Hemos legislado para fortalecer la libre competencia. Avanzamos con amplios consensos en el parlamento en fortalecer la institucionalidad en libre competencia, porque si para una empresa es más rentable coludirse, todo lo que hemos hablado acerca de innovación y de productividad, no se va a materializar”, afirmó.

Respecto de las críticas de Melero a la ley que reforma al Sernac, el ministro señaló que “efectivamente queremos fortalecer al Sernac porque creemos que si tenemos un Sernac fortalecido y con una institucionalidad seria, vamos a fortalecer el mercado. El mercado no se fortalece cuando los consumidores se sienten abusados por parte de las empresas”.

“Creo que esa es la forma de señalizar a las empresas lo importante que es poner a los consumidores en el centro de sus estrategias de comercialización”, agregó.

  • René González

    Ya escucharon señores parlamentarios las órdenes de sus empleadores y sin intermediarios. Señores comerciantes, no se olviden que quienes siembran vientos, pueden cosechar tempestades.

  • Gabriel Villablanca Luoni

    Si la alusión a la Araucanía en el discurso tiene que ver con los ataques a los camioneros trabajando para las empresas forestales creo que este señor deberá seguir esperando. Por siglos los mapuches han estado luchando por sus tierras, primero contra los españoles y luego contra el Estado de Chile. La pacificación de la Araucanía es un paréntesis en la historia de ese pueblo y la solución al problema no pasa por la militarización ni por meter presos a cuanto mapuche se manifieste. Ha llegado el momento de realizar algo extraordinario que pase por un sistema de autonomía y explotación de territorio por parte de ellos mismos. Se debe estudiar y mejorar lo que se ha hecho en EE.UU. y Canadá al respecto para lograr una solución final al tema “Pueblos Indígenas”. No debe haber empresas´ni iglesias que ingrese a territorios indígenas a no ser que sea aprobada por un Consejo Mapuche.